padres ejemplos¿Qué clase de ejemplo eresí Cuarta parte

“…SÉ EJEMPLO… EN AMOR…” (1 Timoteo 4:12)

Jesús dijo: “Amad, pues, a vuestros enemigos, haced bien, y prestad, no esperando de ellos nada; y vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo, porque Él es benigno para con los ingratos y malos. Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso” (Lucas 6:35-36). Estas palabras nos hacen humillarnos delante de Dios, porque sabemos que nos quedamos muy cortos a la hora de ponerlas en práctica. El pastor de una iglesia muy grande cuenta que subió en el ascensor con un borracho que estaba vomitando. El pastor no veía el momento de llegar a su planta. Mientras se dirigía a su despacho, no hizo otra cosa que criticar al borracho. Esa noche Dios le habló y le dijo: ‘Tú lo despreciaste, pero yo lo amo tanto que morí por él.’ ¡Cuida tu actitud!

El mismo calor que derrite la mantequilla endurece la arcilla. Si tratas continuamente con los problemas de otros, o bien te endureces o bien te llenas de compasión. A pesar de que la gente lo decepcionó, Jesús nunca dejó de ser compasivo. El amor no es un virus con el que te contagias, es una virtud que deberías practicar a diario. La dimensión divina de esa clase de amor radica en que “…el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado” (Romanos 5:5). No puedes sacar ese amor del pozo de las emociones; sólo puedes apropiarte del amor que Dios ya ha derramado en tu corazón y compartirlo con otros. Si quieres servir a Dios con éxito, necesitarás transfusiones periódicas de Su amor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí