Dios es tu socorro, puedes confiar en Él

“Por haber sufrido él mismo la tentación, puede socorrer a los que son tentados.” Hebreos 2:18 (NVI)

Hay una verdad que no puede cambiarse. Solo puede comprender algo, aquel que lo ha pasado. Me impactó la noticia de la muerte de la hija de Pampita en Chile. Una niña sana, amada por sus padres, con un gran futuro. Habían ido todos de vacaciones y volvieron felices. Pero ella se infectó con un virus, y luego de nueve días en terapia intensiva murió. Escuchaba a los periodistas comentando del tema y se notaba que era solo una noticia más para ellos.

Es cierto que a diario mueren cientos de niños que no tienen prensa, y por diversas causas. Pero la pequeña Blanca era apenas seis meses más grande que mi princesita Connie y por un segundo intenté ponerme en la piel de su papá. Me resultó imposible. No puedo ni suponer que es lo que habrán sentido porque nunca pasé por una situación similar. Por lo que opté por un respetuoso silencio.

Hay otros sufrimientos que puedo comprender por haberlos padecido. Pero este no. Mientras pensaba en esto recordé este texto de la Biblia. Dios tiene experiencia en todos los temas. Él también perdió a un Hijo. Y lo que fue peor, tuvo la chance para salvarlo. Pero eligió dejarlo morir para poder salvarme. Dios caminó por Palestina y tuvo hambre, tuvo sed, sufrió la traición de sus amigos, la soledad de las multitudes, la incomprensión de los poderosos, el éxito del reconocimiento y el fracaso de las pérdidas. La fama y el olvido.

Y nos termina recordando, que como ya pasó por ese momento terrible, tiene la comprensión y la grandeza de poder ayudarnos. Si estás en un momento de plenitud y felicidad, ¡disfrutalo! Dios desea que lo pases muy bien. Pero si no es tu caso, y estás en medio de una tormenta, si tenés angustia en el corazón y te pesa algún tema, Dios quiere recordarte que Él sabe por lo que estás pasando.

Dios ya estuvo en esa situación y la superó sin pecado. Por eso tiene el poder para socorrerte. No estás solo en tu momento difícil. Tenés a tu lado a alguien que puede comprenderte perfectamente, porque padeció lo mismo que estás sufriendo. Y además, tiene la experiencia de haber vivido siempre. Dios te comprende y te ayuda

REFLEXIÓN – Dios es tu socorro, podés confiar en Él.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

  • estos devocionales estan siendo de mucha ayuda y reflexion trabajo con adolescentes en educacion media y antes de empezar la clase siempre tengo presente leer estos devocionales… se que la palabra se sembrara poco a poco muchas gracias por los que escriben Dios les siga usando