En Casa, en la Presencia de Dios

Señor, a lo largo de todas las generaciones, ¡tú has sido nuestro hogar Salmos 90:1 NTV

Al terminar el día, es bueno volver a casa, a un lugar que conoces, donde puedes sacarte los zapatos, andar de un lado a otro en bata y no preocuparte con lo que piensan los demás. Y hablando reverentemente, la presencia de Dios puede volverse así de agradable para ti también. Con el tiempo, puedes aprender a llegar a ella en búsqueda de fuerza, protección y dirección.

Dios quiere que te sientas en casa en Su presencia y estés consciente de que Él está cerca todo el tiempo. Pensamos en Dios como una divinidad que merece la pena discutir en vez de un lugar en donde podemos habitar, pero Dios quiere que lo veamos como Aquél en el cual . (Hechos 17:28 NVI).

Cuando Dios condujo a los hijos de Israel al desierto, Él no aparecía solamente una vez al día para, luego, desaparecer. ¡No! La columna de fuego estaba presente con ellos durante toda la noche y la nube de humo los acompañaba durante todo el dia. Dios nunca nos abandona. Jesús prometíó:  (Mateo 28:20 NVI).

El salmista dijo:  (Salmos 27:4 NTV). Tú dices: No, totalmente lo contrario: estás solamente a una decisión de la presencia de tu Padre. No necesitas cambiar tu dirección, solo tu percepción. Donde quiera que vayas hoy, sin importar cuál sea la dificultad que tengas que enfrentar hoy, recuérdate.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí