TRASLADADOS AL REINO DE SU AMADO HIJO

“ÉL… NOS HA TRASLADADO AL REINO DE SU AMADO HIJO” (Colosenses 1:13) La Biblia dice que Jesús “…nos ha librado del poder de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su amado Hijo” (Colosenses 1:13). Otra versión expone: “…Nos libró de la potestad de las tinieblas, y nos traspasó en el Reino de su amado Hijo” (RV 2000).

 

En una versión se nos dice que fuimos “trasladados”, en otra que fuimos “traspasados”. Las dos expresan lo mismo pero transmiten una aspecto distinto de la verdad. Consideremos ambas:

1) Traspasados. Cuando se compra una casa, las Escrituras se traspasan al nombre del nuevo propietario. “…Habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios…” (1 Corintios 6:20). Le perteneces a Dios, así que Él puede enviarte donde quiera y pedirte lo que quiera.

2) Trasladados. Tiene la misma etimología que “traducidos”. Traducimos libros de un idioma a otro, y cada uno suena diferente. No olvides nunca que vives en un nuevo reino, por lo tanto no hables el idioma del antiguo. Si Dios te dice que “puedes” hacer algo y tú insistes en que “no puedes”, es un indicio de que satanás te está influyendo, o incluso controlando. El nuevo nacimiento requiere un nuevo idioma.

La Biblia nos dice que la lengua tiene el poder de la vida y de la muerte. Para poder progresar en el Reino de Dios y disfrutar de sus ventajas, tienes que aprender a decir lo que Dios dice en cada situación a la que te enfrentas. No es algo fácil, ni que se aprenda de un día para otro. Pero si profundizas en las Escrituras a diario, llegarás a un punto donde tu primera reacción será citar la Palabra de Dios. Cuando lo hagas, mejorará tu vida.

  • BUENOS DIAS LA GRACIA Y LAS MISERICORDIA ESTE CON USTED Y SU EQUIPO SOLO NUESTRO AMADO DIOS LES SIGA DANDO LA FORTALEZA PARA SEGUIR ADELANTE

  • gracias, porque la palabra de Dios es segura y eficaz