hombre-con-la-biblia-en-la-manoNo os conforméis a este siglo y Transfórmese

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovacion de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. – Romanos 12:2

“No se conforme al mundo de hoy”. Si usted vive como el mundo, será vencido por el mundo. Es así de simple; por eso, no deje que el mundo le presione a que se conforme a él.

En lugar de conformarse al mundo, transfórmese por medio de la renovación de su entendimiento. Para vencer al mundo deberá transformar su mente y pensar como Dios piensa. En otras palabras, cuando usted vea algo en la Palabra, diga: “Estoy de acuerdo con eso. De ahora en adelante voy a poner en práctica lo que ahí dice en lugar de lo que yo pienso”.

Por ejemplo, cuando el pecado lo llame, no le responda. Póngase de acuerdo con la Palabra y diga: “Estoy muerto a ese pecado, diablo. Tú ya no me puedes arrastrarme a eso”.

Al poner ese principio en práctica, usted empezará a transformarse y a verse como vencedor del mundo.

Romanos 6:1-11

6:1 ¿Qué, pues, diremosí ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?
6:2 En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?
6:3 ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?
6:4 Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.
6:5 Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección;
6:6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.
6:7 Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado.
6:8 Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él;
6:9 sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él.
6:10 Porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por todas; mas en cuanto vive, para Dios vive.
6:11 Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.

Gloria Copeland

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí