predicar el evangelioPara Saber Acerca del Tabernáculo. Parte 3

“…ID POR TODO EL MUNDO Y PREDICAD…” (Marcos 16:15)

El tercer elemento tenido en cuenta en la construcción del Tabernáculo fue el acceso libre a todos. La palabra “tabernáculo” significaba “tienda de reunión”. Era el lugar donde Dios se encontraba con su pueblo y hablaba con ellos. Por eso pidió que estuviera en medio del campamento, rodeado por cada una de las doce tribus. Cada familia tenía que poder ver el poder de Dios en el Tabernáculo desde su propia tienda. ¿Por qué? Porque Él vivía y se movía en medio de las doce tribus. Hay una enseñanza importante para nosotros. Dios no ve una iglesia negra, o blanca, o amarilla, o marrón. Jesús dijo: “…Edificaré mi iglesia…” (Mateo 16:18). Hemos sido llamados a facilitar a todos, sea cual sea su cultura, color o creencias, el acceso libre a Dios a través de Jesucristo.

Dos niños estaban jugando y el uno le pregunta al otro: ‘¿A qué “abominación” pertenece tu familia?’ Cuando Dios nos revela una gran verdad o una revelación concreta, tenemos que compartirla con otros, en lugar de poner una valla alrededor de la misma. Lo último que Jesús les dijo a sus discípulos fue: “…Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” (Marcos 16:15). ¿Y qué hicieron? “Ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándolos el Señor y confirmando la palabra con las señales que la acompañaban…” (Marcos 16:20). No creas que porque tu iglesia tenga una teología o un estilo de alabanza particulares forma parte de una clase preferente y las demás iglesias son de segundo grado. Cuando Dios le hace a alguien miembro de Su familia redimida, tienes que tratarlo como tu hermano. ¡No lo olvides!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí