biblia-manos-abiertas«…RESISTID AL DIABLO, Y HUIRÁ DE VOSOTROS» (Santiago 4:7)

¿Cómo Ganar la batalla personal contra satanás? Parte 3

Una vez que tengas dominio propio, estés alerta y sigas sometido a Dios, el siguiente paso debe ser: «…Resistid al diablo, y huirá de vosotros» (Santiago 4:7).

Cuando vives en armonía con Jesús, su poder y autoridad te respaldan y están a tu disposición. Entonces, cuando actúas o hablas ya no lo haces por tu cuenta, sino como su representante.

Enfócalo de este modo:

si un policía te pide que pares por conducir con exceso de velocidad, el oficial está respaldado por toda la fuerza de la ley. Si te niegas a detenerte, te estás enfrentando al Inspector de Policía, al Comisario y al Juez; es decir, todo el peso de esa autoridad combinada pesará sobre tu cabeza. Mientras el policía acate órdenes de sus superiores al hablar o actuar, esos hablan y actúan a través de él. ¿Te das cuenta?

En el Reino de Dios, toda vida sometida está representando al Rey. Por lo tanto, cuando actúes o hables de acuerdo a la voluntad de Dios, Él habla y actúa por medio de ti.

Ni siquiera satanás puede interferir con esa cadena de autoridad ¡ni tampoco la puede resistir! «Os doy potestad… sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará» (Lucas 10:19).

Si estás sometido a Dios, podrás resistir al enemigo, como lo hizo Jesús, cuando dijo:

«Vete, satanás, porque escrito está: «Al Señor tu Dios adorarás y solo a Él servirás.» (Mateo 4:9-10). Y cuando le digas esas mismas palabras al enemigo, «él huirá de [ti]» (Santiago 4:7).

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí