Inicio » Devocional Diario » Identificando el origen del Problema según la Biblia

Identificando el origen del Problema según la Biblia

¿Cómo identificar el origen de un problema según la Biblia?

“NO TENEMOS LUCHA CONTRA SANGRE Y CARNE.” (Efesios 6:12)

Satanás usa a las personas y las circunstancias, pero éstas no son nuestro enemigo; él es el enemigo. Actúa a través de las personas y las circunstancias, y luego se deleita en vernos reaccionar, sin darnos cuenta de que él es el origen del problema.

Cuando Satanás usó a Pedro para intentar impedir que Jesús fuera a la cruz a completar la tarea que Dios le había encomendado, “Él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás! Me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres” (Mateo 16:23).

Satanás utilizó a Pedro, pero Jesús sabía que Pedro no era el problema. Por lo tanto se separó de Pedro y enfrentó la raíz del mismo -Satanás. Entonces, identifica primero la raíz del problema. En la cruz Jesús oró:

“Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lucas 23:34).

Cuando entiendes que la estrategia de Satanás consiste en usar a las personas para abatirte, el perdón resulta mucho más fácil, porque ya no tienes que cargar contigo el peso del resentimiento, ni descargar con nadie, ni tampoco cambiarlos; sólo dejarlos en manos de Dios.

No es que vayas a estar exento del ataque del enemigo, pero sí que estarás protegido y no te desanimarás ni serás derrotado por él. Ahora bien, si el enemigo no puede vencerte abiertamente, se conformará con coaccionarte a fin de que no puedas avanzar en victoria.

Usa la autoridad que Dios te ha dado. Jesús dijo:

“Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Os doy potestad sobre toda fuerza del enemigo…” (Lucas 10:18-19).

En resumen, identifica el verdadero origen del problema y usa la autoridad que Dios te ha dado.

Deja un comentario

290 Compartir
Comparte290
Tweet
WhatsApp
Comparte