la-verdad-en-la-biblia“…TÚ AMAS LA VERDAD EN LO ÍNTIMO…” (Salmo 51:6)

Los Cristianos Y El Decir Siempre La Verdad

La Biblia nos dice: “…Ni hubo engaño en su boca” (Isaías 53:9). Y si queremos hacer la voluntad de Dios, tampoco debería encontrarse en la nuestra. Lo que Dios quiere no es que engañemos menos, sino que no lo hagamos nunca; Él es muy tajante con la honradez. “Para el tramposo no habrá lugar en mi palacio; ¡ningún mentiroso podrá estar en mi presencia!” (Salmo 101:7 DHH). Pablo hace una lista de personas que no van a heredar el Reino de Dios: los fornicarios, los idólatras, los borrachos, los ladrones y los maldicientes (calumniadores) (1 Corintios 6:9-10). Entonces, ¿decir una mentirijilla o adular desatan la misma ira divina que la ira, el adulterio o la agresión física? Pues eso parece. Para Dios, falsear la Declaración de la Renta es lo mismo que arrodillarse delante de ídolos. “Los labios mentirosos son abominables para Jehová, pero le complacen quienes actúan con verdad” (Proverbios 12:22).

¿Por qué es el Señor tan estricto? Porque la falta de honradez es algo totalmente contrario a Su carácter (Hebreos 6:18). No es que Dios no quiera mentir, o que haya decidido no hacerlo; es que no puede mentir. Así como un perro no puede volar, ni un pájaro ladrar, Dios no puede mentir. Cuando hace un pacto, lo cumple. Cuando dice algo, lo dice en serio. Cuando proclama una verdad, podemos creer en ella. Incluso cuando nosotros “somos infieles, Él permanece fiel, porque no puede negarse a sí mismo” (2 Timoteo 2:13). Con Dios, la verdad no es un área gris, sino algo blanco o negro. Entonces, si te has propuesto en serio seguir sus caminos y agradarle, tienes que comprometerte a vivir en “la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.”

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí