avaricia-dinero“…ÉL LES DIO LO QUE PIDIERON; MAS ENVIÓ FLAQUEZA EN SUS ALMAS” (Salmo 106:15 RVA)

La Avaricia Según La Biblia – Parte 3

A ver si reconoces el siguiente patrón. Como esclavos en Egipto, los israelitas oraban: ‘¡Señor, sácanos de aquí!’ Y Dios los escuchó. Más tarde en el desierto, camino de la Tierra Prometida, dijeron: ‘Señor, vamos a morir aquí. Estábamos mejor en Egipto. Al menos allí, teníamos toda la comida que queríamos.’ Entonces Dios les mandó pan del cielo y se lo dejó a la puerta. El maná era una dieta tan perfecta que “…no hubo en sus tribus enfermo” (Salmo 105:37). ¿Les hizo feliz ese alimento? ¡No! Se volvieron a quejar: ‘Estamos hartos de esta comida, queremos carne.’ Entonces les dijo Moisés: “…El Señor os dará carne, y tendréis que comérosla… hasta que os salga por las narices y os provoque náuseas…” (Números 11:18-20 NVIC).

La avaricia enoja a Dios porque tiene su origen en el orgullo, que piensa ‘merezco algo mejor’, y en la ingratitud, que dice ‘quiero algo diferente a las bendiciones que me has dado’. Hay un dicho en inglés: “Ten cuidado con lo que deseas, porque tal vez lo consigas”. En el caso de los israelitas, puesto que creyeron que otras cosas les iban a satisfacer de la manera que Dios no podía, “…Él les dio lo que pidieron; mas envió flaqueza en sus almas” (Salmo 106:15 RVA). Con Dios, pocas cosas te bastarán. Sin Él, todas tus riquezas y tus triunfos te dejarán vacío.

¿Qué estás codiciando? ¿En qué gastas tu vida? ¿Qué le estás pidiendo continuamente a Diosí Lo único esencial es tenerlo a Él. Las cosas materiales nunca podrán ocupar su lugar. Da un paso y haz lo que sea necesario para llegar a ese punto donde el deseo primordial de tu vida sea: ‘Señor, solo quiero más de Ti’.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí