muerte-biblia-cristianos“…NO OS ENTRISTEZCÁIS COMO LOS OTROS QUE NO TIENEN ESPERANZA” (1 Tesalonicenses 4:13)

¿Qué pasa cuando muere un creyente? – Parte 1

En nuestra cultura, hablar de la muerte es un tema que se debe evitar. Cuando se habla de la muerte, las connotaciones son siempre muy negativas. Cuando se plantea el asunto, también los cristianos procuran esquivarlo, o hablan de él con metáforas vagas e intranscendentes.

Pero la Palabra de Dios presenta la muerte como algo claro y no amenazante para los que confían en Jesucristo. “Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza” (1 Tesalonicenses 4:13). La Palabra de Dios es directa, concreta y alentadora respecto a este tema. Leer este versículo: “Estimada es a los ojos del Señor la muerte de sus santos” (Salmo 116:15).

Desde la perspectiva de nuestro Padre celestial, la muerte es la puerta por la que pasan sus hijos redimidos. Estos hijos de Dios disfrutarán de una relación perfecta, eterna y agradable.

“Y oí una voz que me decía desde el cielo: Escribe: “Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor.” Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen” (Apocalipsis 14:13).

La Biblia le da la seguridad a todo creyente de que la muerte no es una tragedia sino una entrada triunfal en el cielo. “Bienaventurado” significa “dichoso”, alguien a quien se debe envidiar sanamente. Dios instruyó a Juan:

“Escribe”; porque Él sabe que cuando perdemos a un ser querido nos olvidamos de esta perspectiva y nos dejamos llevar por las emociones. Alégrate, creyente, porque “…sea que vivamos o que muramos, del Señor somos” (Romanos 14:8). ¡Y el Señor cuida muy bien de los suyos!.

Si deseas leer la segunda parte de este tema, puedes ir a los temas relacionados (Más Estudios Bíblicos) en la parte inferior.

  • ebio batista del pozo dice:

    Soy Nuevo en los Caminos Cristiano e aprendido machos de sus estudios sobre Como valorar la misericordia de dios

    • Ebio, bienvenido! La clave en la vida cristiana: Creer, creer, creer, perseverar, perseverar, obedecer y obedecer a Dios por medio de Cristo en todo! Mil Bendiciones!