Inicio » Los Cristianos » Todos somos importantes no lo olvides

Todos somos importantes no lo olvides

examen-bibliaTodos somos importantes no lo olvides

“Nada hagáis por contienda o por vanagloria, antes bien con humildad, estimando a los demás como superiores a uno mismo.” Filipenses 2:4 (RVR)

Recibí esta historia por mail, y me pareció interesante para compartirla

La pregunta más importante.
Durante mi segundo semestre en la escuela de enfermería, nuestro profesor nos dio un examen sorpresa. Yo era un estudiante consciente y leí rápidamente todas las preguntas, hasta que leí la última: ¿Cuál es el nombre de la mujer que limpia la escuela?

Seguramente esto era algún tipo de broma. Yo había visto muchas veces a la mujer que limpiaba la escuela. Ella era alta, cabello oscuro, como de cincuenta años, pero, como iba yo a saber su nombre? Entregue mi examen, dejando la última pregunta en blanco.

Antes de que terminara la clase, alguien le pregunto al profesor si la última pregunta contaría para la nota del examen.

Absolutamente, dijo el profesor. En sus carreras ustedes conocerán muchas personas. Todas son importantes. Ellos merecen su atención y cuidado, aunque solo les sonrían y digan: Hola!. Nunca olvide esa lección. También aprendí que su nombre era Dorothy.

Todos somos importantes

Mientras la leía, me di cuenta que yo actué muchas veces como ese estudiante. Intercambiando relaciones con personas desconocidas sin interiorizarme de quienes eran o que esperaban de mi. Simplemente eran alguien más con quien estar un rato. Todo lo contrario a lo que Dios me demanda en su Palabra.

Para Dios no somos uno más en la lista de espera. Para Dios tenemos nombre y apellido, tenemos una historia, éxitos y fracasos, tenemos deseos, sueños y anhelos. Para Dios somos importantes, lo que pensamos o hacemos es valioso y para Él nada pasa desapercibido.

¡Qué distinta es nuestra percepción de las personas que nos rodean! Nos interesan aquellos de quienes podemos sacar alguna ventaja, o nos acercamos a aquellos que nos pueden beneficiar. Pero somos indiferentes a aquellos que nada pueden ofrecernos.

Piensalo en tu actitud en la iglesia ¿a quienes saludaste el fin de semana? ¿Con quienes hablaste? ¿De quién conoces el cumpleaños o que está estudiando? ¿A cuántos no les conocés el nombre o de que trabajan? Esto es lo que aprendió el estudiante de la historia, esto es lo que nos demanda Dios en nuestra vida cotidiana. Esto ¿es lo que vamos a empezar a hacer?.

REFLEXIÓN – Todos somos importantes.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Deja un comentario

93 Compartir
Comparte93
Tweet
WhatsApp
Comparte