aplanadora-biblica“Y YO ROGARÉ AL PADRE, Y OS DARÁ OTRO CONSOLADOR, PARA QUE ESTÉ CON VOSOTROS PARA SIEMPRE.” (Juan 14:16)

Como demoler las tentaciones en 3 minutos

Bruce Wilkinson escribe en su excelente libro Spiritual Breakthroughs (Victorias Espirituales): “Fue un avance decisivo cuando descubrí que antes de cada tentación mis emociones estaban conmocionadas (internamente agitadas) y que en realidad estaba buscando alivio. Entonces recordé la promesa: ‘Y Yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre’ (Juan 14:16).

Increíble; Jesús nos mandó al Espíritu Santo para que sea nuestra fuente continua de consuelo y alivio. Y me pregunté qué pasaría si le pedía específicamente que me reconfortara a la hora de la tentación. Decidí intentarlo. Oré así: ‘Querido Espíritu Santo, Te necesito desesperadamente. No quiero pecar. Por favor, confórtame ahora.’ Al principio no pasó nada, y me sentí muy desanimado. Pero poco a poco fui consciente de algo, de que estaba siendo confortado.
No sé exactamente cuándo me sentí reconfortado, pero sabía que había sucedido, que mi espíritu se sentía aliviado y ya no había dolor.
Cuando volví a pensar en la tentación, ésta se había deslizado milagrosamente de nuevo a las tinieblas, muy lejos de mis sentidos.
Era libre. He orado a mi Consolador muchas veces desde entonces y he descubierto dos verdades inmutables:

(1) El Espíritu Santo siempre, absolutamente siempre, cumple su responsabilidad en mi corazón;

(2) Siempre me da su alivio y consuelo en menos de tres minutos, aunque no podría decir en qué momento exacto lo hace. Yo llamo a esta oración de consuelo mi “demoledor de tentaciones en tres minutos”. ¿Por qué no la pruebas tú?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí