temor-en-la-biblia-2“EL LIGERO NO PODRÁ HUIR, AL FUERTE NO LE AYUDARÁ SU FUERZA NI EL VALIENTE LIBRARÁ SU VIDA” (Amós 2:14)

Cristiano trata con ese asunto ahora

Es lamentable, pero los problemas no se resuelven de forma mágica solo porque te niegas a tratar con ellos. De hecho, se multiplican; y por mucho que corras, no podrás escapar de ellos. En palabras de Kristin Armstrong: “Nos hacemos expertos corredores… Tratamos de huir de nuestro dolor, de nuestro pasado y de nuestros problemas; pero no podemos escapar, ni escondernos, ni evadir las cosas para siempre. Llegará el momento en que nuestro ritmo se desacelere y esa “basura acumulada” nos perseguirá a toda velocidad. Durante el tiempo de nuestra huida, todas esas cosas se han convertido en una bola de nieve que va rodando y alcanzando cada vez mayor tamaño y velocidad. Si no somos valientes para enfrentarla cuando es pequeña, más tarde nos atropellará. Ha llegado la hora de tratar con esos asuntos… por muy rápido y fuerte que seas, no puedes posponerlo más”.

Entonces, ¿de qué estás huyendo hoy? ¿Qué cosas te hacen perder las fuerzasí Decídete a tratar con ellas ahora mismo. Si pasas un solo día más huyendo, le estarás dando “cabida al diablo” (Efesios 4:27 CST); no lo hagas. No importa que te hayas equivocado antes, “…la sangre de Jesucristo nos limpia de todo pecado” (1 Juan 1:7). Ya se trate de un hábito pertinaz, o de alguien a quien temes enfrentar, “agarra al toro por los cuernos”. Esas cosas que te están persiguiendo perderán su fuerza cuando las enfrentes en el nombre de Jesús. Dijo Pablo: “…Habiendo acabado todo, estar firmes” (Efesios 6:13). Podrás hacerlo con el poder de Dios, no en tus fuerzas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí