padres-solteros“…EL AMOR CUBRIRÁ MULTITUD DE PECADOS” (1 Pedro 4:8)

Una palabra para los padres y madres solos

¿Te está resultando muy duro criar a tus hijos solo/a?

Si es así, enséñales los siguientes tres principios. Al hacerlo, también serán reforzados en ti mismo. Te sorprendería saber cuántos maestros aprenden mientras enseñan.

1) Enséñales a amar a las personas imperfectas. Que sepan que amar es un riesgo que merece la pena tomar. Si te oyen decir eso a ti, eso les ayudará a crecer y no convertirse en personas cínicas, por culpa de las cosas malas que han pasado. Explícales que cuando se ama a la gente, se ama lo bueno de ellos y se acepta aquello que necesita cambiar. Si lo ponen en práctica, se ahorrarán mucho sufrimiento. Enséñales que a veces nos vamos a defraudar los unos a otros, pero que el remedio de Dios para eso es: “…El amor cubrirá multitud de pecados” (1 Pedro 4:8).

2) Enséñales que el futuro puede ser mejor que el pasado. Todos tenemos un pasado que repercute en nuestro presente; cambiemos su influencia haciendo que el dolor del pasado sea una fuerza que impulse el futuro con compasión, sabiduría y esperanza. Muchas de las personas que admiramos han sufrido también el fracaso: el ganador de este año fue el finalista del año pasado. Aprende de tus errores y aprovecha el nuevo día. Cuando lo hagas, “…todo es posible” (Mateo 19.26).

3) Enséñales a adaptarse a los cambios. Si te quedas estancado en el pasado, se resentirá tu porvenir. Una vez que hayas superado la crisis inicial y que haya disminuido la ira, empieza a hacer planes. Acércate a Dios y decide volver a vivir. No te quedes atrapado en esta etapa, porque en realidad es solo parte del proceso. Todo esto pasará. ¡Déjalo ir!