3-cosas-que-Jesus-nos-ensena-en-medio-de-la-muerte-ser-querido
3 Cosas que Jesús nos enseña en medio de la muerte de un ser querido
muerte-de-un-ser-querido

«…NUESTRO AMIGO LÁZARO DUERME; MAS VOY PARA DESPERTARLE.» (Juan 11:11b)

3 Cosas que Jesús nos enseña en medio de la muerte de un ser querido

¿Qué les dices a aquellos que están desconsolados, con rabia, y cuestionándose cosas a causa de la muerte de un ser querido?

Cuéntales acerca de Lázaro, a quien Jesús resucitó. Diles que:

(1) ¡Jesús nos deja que le hagamos preguntas!

De hecho, Marta le dijo: «Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto» (Juan 11:21b). ¿Se enfadó Jesús con ella? No. En momentos como estos, aprendemos cosas acerca de nosotros mismos que no sabíamos. En tiempos de desconsuelo descubrimos que: «… Nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad» (Lamentaciones 3:22b,23).

(2) ¡Jesús nos enseña como sentir la pérdida!

«Jesús lloró» (Juan 11:35) No porque no podía hacer nada, sino porque quería ser nuestro ejemplo. Si entierras tus emociones, las estás enterrando vivas y volverán a resucitar un día para herirte. El proceso de restauración lleva consigo:

(a) sentir un profundo dolor.

(b) tratar con él abiertamente.

(c) dar paso a la sanidad.

¿Estás huyendo del dolor? ¿Lo estás sustituyendo antes de tiempo con otros sentimientos?

Así no lo quiere Dios. Él dice: «…vosotros lloraréis y lamentaréis… pero… [más adelante] vuestra tristeza se convertirá en gozo» (Juan 16:20b).

(3) ¡Jesús nos da esperanza!

Escucha: «…Lázaro duerme; más voy para despertarle» (Juan 11:11b). ¿Sabes como se siente uno después de una buena noche de descanso? Pues, multiplica esa sensación por infinito y todavía te quedas corto. «Buenas noches» aquí significa: «Buenos días» allá. Jesús dijo: «Porque no pueden ya más morir, pues son iguales a los ángeles…» (Lucas 20:36).

¡Caramba! ¡El que nos lleva al cielo manda a la quiebra a todas las empresas que llevan a los muertos bajo tierra! ¿No te parece maravilloso?

1 COMENTARIO

  1. Solo Cristo puede darnos la fortaleza, paz y consuelo que necesitamos en esos momentos, y las promesas establecidas en su Santa Palabra así no los demuestran…gracias Señor por tu fidelidad

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí