confianza-en-Dios-3“NO PERDÁIS, PUES, VUESTRA CONFIANZA…” (Hebreos 10:35)

La Confianza en Dios – Parte 3

¡La confianza en sí mismo es contagiosa! Se extiende a lo largo de tu esfera de influencia. ¿Cuántos personas habían en el ejército de Saúl que mataron a gigantesí ¡Ninguna! Cuando Goliat desafiaba a los ejércitos de Dios, todos temblaban de miedo. Sin embargo, David, que fue a llevar comida a sus hermanos, se hizo cargo de la situación,salió en fe y mató al gigante. Después de que David llegara a ser rey, ¿cuántas personas surgieron en Israel que mataron a otros gigantesí ¡Muchas! Escucha:

“…y Sibecai… mató a Sipai, de los descendientes de los gigantes; y fueron humillados. Volvió a levantarse guerra contra los filisteos; y Elhanán… mató a Lahmi, hermano de Goliat geteo, el asta de cuya lanza era como un rodillo de telar. Y volvió a haber guerra en Gat, donde había un hombre de grande estatura, el cual tenía seis dedos en pies y manos… y era descendiente de los gigantes. Este hombre injurió a Israel, pero lo mató Jonatán, hijo de Simea hermano de David. Estos eran descendientes de los gigantes de Gat, los cuales cayeron por mano de David y de sus siervos” (1 Crónicas 20:4-8).

Ahora bien, ¿por qué crees que no las habían en el ejército de Saúl? ¡Porque el mismo Saúl no lo hizo! Sin embargo, bajo el liderazgo de David hubo muchos porque David sí lo hizo. Eso nos afirma el principio de que “se necesita uno para hacer otro igual”, ¡dicho que se refleja en toda la Biblia!

Cuando tú desarrollas confianza en ti mismo, los que te rodean – amigos, familia, socios, etc. – aumentarán también sus niveles de confianza en sí mismos. ¿Por qué? ¡Porque la confianza produce confianza!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí