Inicio » Los Cristianos » Los Encuentros Divinos en la Biblia

Los Encuentros Divinos en la Biblia

encuentros-divinos“PERO UN SAMARITANO QUE IBA DE CAMINO, VINO CERCA DE ÉL…” (Lucas 10:33)

Los Encuentros Divinos en la Biblia

Cierta noche, un hombre que se dirigía a la iglesia vio a cuatro chicos rondando en la esquina de una calle, y les invitó a que se fueran con él. Así lo hicieron, y volvieron con él el próximo domingo. De hecho, fueron el núcleo de una clase de la escuela dominical donde él empezó a enseñar. Años después, sus amigos decidieron ponerse en contacto con los cuatro chicos para ver qué había sido de ellos y para invitarles que escribieran una carta especial de cumpleaños que sería leída en una fiesta sorpresa en honor del viejo maestro.

Las cartas fueron muy reveladoras. Uno de los chicos se fue de misionero a China, otro era presidente del Banco de la Reserva Federal, el tercero era el secretario privado del presidente Herbert Hoover, y el cuarto ¡era el propio presidente Hoover! ¡Mantente alerta! Los encuentros divinos ocurren a menudo cuando vas a otra parte. Si no eres sensible al Espíritu de Dios, te vas a perder:

(a) una verdadera bendición,
(b) la posibilidad de crecer,
(c) la oportunidad de poner los intereses de Dios antes de los tuyos.

Jesús dejó la comodidad del cielo para caminar el camino de la necesidad humana. No estableció un trono en cada ciudad y dijo: “Éste es mi lugar; si queréis verme, venid aquí”. No, Él fue al mercado. Fue a los barcos de los pescadores. Fue a las casas de las personas. Él “…pasaba(n) por todas las aldeas, anunciando el evangelio y sanando por todas partes” (Lucas 9:6). En el momento que se activa tu compasión, ¡párate! ¡Tal vez estés a punto de tener un encuentro divino!

Deja un comentario

86 Compartir
Comparte86
Tweet
WhatsApp
Comparte