nada-nos-separara-del-amor-de-Dios“ESTOY SEGURO DE QUE… [NADA] NOS PODRÁ SEPARAR DEL AMOR DE DIOS…” (Romanos 8:38,39b)

Nada va separarte del amor de Dios

¿No te asombra el pensar que nada, absolutamente nada, puede hacer que Dios nos vuelva la espalda? La mayoría de nosotros es lo suficientemente religiosa como para creer que hay ciertos pecados que Dios no puede pasar por alto, ya sabes, ¡como los que nosotros nunca cometemos!

¿Y qué del poder destructivo de la crítica, la testarudez o el orgullo? Recuerda al fariseo que oraba así: “…te doy gracias porque no soy como los otros hombres…” (Lucas 18:11b). ¿Te has sentido así alguna vez? ¡Vamos, sé honesto! La medida de Dios es “la perfección” y no la podrías alcanzar ni viviendo mil vidas. La gracia, el favor inmerecido de Dios ¡es la única esperanza para todos nosotros!

Tu nivel de amor siempre estará relacionado con el nivel del perdón que hayas recibido. Jesús enseñó que a quienes se ha perdonado mucho, aman mucho (Ver Lucas 7:47b). Pablo escribe que “…cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia” (Romanos 5:20b). Eso significa que aunque seas un gran pecador, Jesús es un mayor Salvador.

Significa que Dios no siempre aprueba tu comportamiento, pero siempre te ama y te acepta a ti. ¿Has intentado alguna vez hacer cuentas y a pesar de hacer todo lo posible, no conseguiste liquidarlasí Hablando en sentido espiritual, esa es la razón por la que necesitas la cruz. Escucha:

“…Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo…” (2 Cor. 5:19). En el Calvario Dios liquidó tus deudas; la pizarra ha sido limpiada. Ahora te dice: “Ven y reconcíliate conmigo. Seamos amigos. No tienes nada que temer, puesto que nada te puede separar de mi amor”.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí