prioridades-en-la-biblia“…A LOS SANTOS DEL ALTÍSIMO QUEBRANTARÁ…” (Daniel 7:25)

¿Respondes a las presiones o a las prioridadesí

Una vez una oruga encontró a un amigo en el psiquiatra y le preguntó:

“¿Vienes o te vasí”, a lo que su amigo le contestó: “¡Si lo supiera no estaría aquí!”.

La intención de Satanás es de fatigarte ¡hasta que no sepas si vas o vienes! Lo hace cargándote con cosas que no son necesariamente pecaminosas pero que te agotan psíquica y emocionalmente. Daniel dice que en los últimos tiempos el enemigo “quebrantará a los santos” (Ver Daniel 7:25). Si dudas de ello, fíjate en las presiones a las que te enfrentas a diario: trabajo, finanzas, compromisos de iglesia, y la familia. ¡No es de extrañar que estés con los nervios a flor de piel!

Pablo escribe: “Despojémonos de todo peso… y corramos… la carrera que tenemos por delante” (Hebreos 12:1b). Saber qué tomar y qué dejar es decisión tuya, no de Dios.

Fija prioridades, y disciplínate para vivir consecuentemente. Nadie estuvo más dedicado a la obra de Dios que Jesús, pero incluso Él necesitaba tiempo a solas con su Padre. Una de las primeras prioridades establecidas en el Nuevo Testamento por los líderes de las iglesias era la de dedicarse a la Palabra de Dios y a la oración. ¿Cómo? Nombrando a otros para que llevaran la carga administrativa (Ver Hechos 6).

Aprende: (a) qué dejar, (b) qué delegar, (c) qué no asumir en primer lugar. Y diciendo: “No tengo tiempo” no es una justificación. Todo el mundo recibe las mismas veinticuatro horas para responder o a las presiones o a las prioridades. Decide lo que tengas que dejar a un lado, de momento, y qué es lo que tienes que abandonar definitivamente. ¡No estés tan ocupado en la obra de Dios que descuides al Dios de la obra!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí