foto-del-mar“MIRA HACIA EL MAR” (1 Reyes 18:43b)

Amigo asegúrate de mirar en la dirección correcta

Mientras oraba por la lluvia, Elías sintió en su espíritu algo que no veían sus ojos. Cuando mandó a su criado: “mira hacia el mar” (1 Reyes 18:43b), el mismo informe negativo seguía llegando: “No hay nada” (1 Reyes 18:43b).

Pero Elías mantuvo la fe. Al final, la séptima vez, su criado le dijo: “Veo una pequeña nube… que sube del mar” (1 Reyes 18:44).

Cuando eres una persona de oración, muchas veces Dios te mostrará la dirección de donde vendrá la respuesta. Pero primero debes:

(1) Dejar de ser influenciado por otros que no comparten tu visión. La Biblia pregunta: ¿Andarán dos juntos si no están de acuerdo? (Amós 3:3). Como su criado no compartía la visión, Elías le mandó alejarse. ¿Por qué? Porque dejarnos influenciar por aquellos que no están ³sincronizados² con nosotros espiritualmente puede costarnos muy caro.

(2) Ignorar opiniones conflictivas. Elías inclinó la cabeza e ignoro todo menos la voz de Dios. ¡Y tú necesitas hacer lo mismo! Aprende a eliminar voces de confusión y duda, hasta que solamente oigas lo que Dios ha prometido, como: la restauración de tu familia, tu negocio, tus emociones, tu salud, o tu ministerio.

(3) Prepararte a “dar a luz”. Elías “se puso de parto”, afanándose en oración. Lo que sientes hoy es real: hay un nuevo ministerio, una visita fresca del Espíritu de Dios, un nuevo gozo. Hay “una tormenta” en tu espíritu pero si no “empujas”, no lloverá. Sin embargo, si “empujas”, Dios mandará una bendición tan grande que te abrumará.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí