amar-es-escuchar…TIENEN OÍDOS PARA OÍR, Y NO OYEN…” (Ezequiel 12:2b)

Reflexiones Cristianas: El Amar es escuchar

La forma de llegar al corazón de alguien no es solamente hablando, sino ¡escuchando! Es haciendo preguntas que demuestran que realmente les estás escuchando, y que lo que dicen es importante para ti.

Algunas veces los hombres no lo entienden; cuando no encuentran la solución a un problema piensan: ¿De qué sirve seguir hablando de esto?

Las mujeres, por otra parte, a menudo sólo quieren compartir las cosas con alguien que se preocupa, y después se sienten mucho mejor. ¿Has escuchado alguna vez la historia del marido que está viendo la televisión mientras que su mujer intenta hablar con él?

La esposa: “Cariño, una tubería se rompió hoy e inundó el sótano”. El esposo:“Aah…”.La esposa:“El fontanero no vino a arreglarlo”. El marido: “Cállate por favor, estoy viendo el partido y están a punto de marcar”. La esposa: “Algunos de los cables eléctricos mal puestos se mojaron y casi electrocutaban a Rambo”. El esposo: “¡Eso es! ¡Vamos!”. La esposa: “El veterinario dijo que se pondrá bien en una semana”. El esposo: “¿Me traes una Coca Cola por favor?” La esposa: “El fontanero me dijo que se alegró mucho de que la tubería estuviera rota porque es tan caro arreglarla que gracias a nosotros podrá permitirse ir de vacaciones”. El esposo:“¿No me estás escuchando? ¡Te dije que quería una Coca Cola!” La esposa:“Ah, y Stanley: te dejo. El fontanero y yo tomaremos el avión a Acapulco por la mañana”. El esposo: “¿Por favor, podrías dejar de parlotear tanto y traerme la Coca Cola? ¡El problema aquí es que nadie me escucha jamás!”

Querido amigo(a), la moraleja de esta historia es: ¡Amar es escuchar!