biblia-quebrantados-servicio“[EL SACRIFICIO ACEPTABLE PARA] DIOS [ES]… [UN] CORAZÓN CONTRITO Y HUMILLADO…” (Salmo 51:17)

Quebrantado para el servicio según la Biblia

Hay dos tipos de quebrantamiento en la Biblia. Uno es el resultado de haber sido herido y maltratado. El otro se produce cuando hacemos algo mal y no sólo sentimos haber sido descubiertos, sino que sentimos de corazón que hemos entristecido a Dios. Ese tipo de quebrantamiento ablanda nuestros corazones, quita la rebelión y nos llena de humildad.

¿Has visto alguna vez a un vaquero intentando domar a un caballo salvaje? La primera vez que monta al caballo, éste tiene un espasmo – da saltos bruscos y cocea hasta que consigue tirar al vaquero. Pero de forma gradual, a medida que la voluntad del caballo va rompiéndose, se vuelve dócil y da gusto montarlo. Nosotros somos iguales. Cuando nos acercamos a Dios por primera vez, nuestra carne es salvaje y está fuera de control, así que Él pone “sus riendas espirituales” sobre nosotros y pone “el arnés” a nuestras energías para que hagamos su voluntad y no la nuestra. Ahora, en lugar de vivir siguiendo nuestros impulsos, seguimos la guía de su Espíritu. Escucha: “…ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que por medio de ella han sido ejercitados” (Hebreos 12:11). ¡Oye, aguanta; estás siendo “domado”!

Si hoy estás luchando con las correcciones que Dios te hace, cambia tu enfrentamiento por su cariño. Exacto, acurrúcate entre sus brazos y di: “Padre, te pido que me quebrantes y me transformes en la persona que me creaste para ser. Ayúdame a aceptar tu disciplina y a empezar a hacer los cambios necesarios que Tú requieres de mí, porque deseo agradarte en todo lo que hago”.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí