corazon-confianza“…TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE” (Filipenses 4:13)

La Confianza en Dios ¡Manténla siempre!

El mero hecho de que estemos destinados a hacer algo no significa que eso vaya a ocurrir automáticamente. No; para tener éxito en algo ¡tienes que mantener tu confianza en Dios! David escribió: “…En Tu mano están mis tiempos…” (Salmo 31:15). ¿Qué tiemposí Tiempos en los que quieres abandonar.
Tiempos en los que te cuestionas: ¿Me ha llamado Dios realmente para esto? Tiempos en los que te preguntas: ¿Conseguiré superar esto? Tiempos en los que
Dios tendrá que corregirte. Tiempos en los que tendrás que emerger más allá de tus circunstancias y decir: “….todo lo puedo en Cristo que me fortalece”
(Filipenses 4:13).

Escucha: “….David halló fortaleza en el Señor…” (Samuel 30:6b). No esperes a que otros vengan a animarte. ¡Aprende a hacerlo tú mismo! Nadie creía en David, por lo que tuvo que creer en sí mismo. Si no crees en ti mismo, no crees en Dios, pues Dios sólo puede hacer a través de ti aquello que tú crees
que Él puede hacer.

“Desearía tener la confianza que tú tienes”, dirás. No, la confianza es algo que tú decides tener. Aprendes sobre Dios -su amor, sus procedimientos, su poder- y a continuación decides creer en Él. Cuando lo haces, confías; es así de sencillo.

Por lo tanto, ten confianza en Cristo en cuanto a tu capacidad se refiere. Cree que oyes a Dios y que Él te está guiando. Confía en que gustas a la gente y descubrirás que más y más personas lo harán. Sé atrevido en el Señor.

Considérate como un ganador por lo que Él hizo por ti. Levántate hoy y proclama: “…todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13).

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí