miedo-biblia-versiculos¡Condicionado por el miedo!

«Y ESTAS PALABRAS QUE YO TE MANDO HOY, ESTARÁN SOBRE TU CORAZÓN; Y LAS REPETIRÁS A TUS HIJOS…» (Deuteronomio 6:6,7)

Vivimos en la generación más temerosa de la historia – y esto es contagioso. El miedo nos viene por todas direcciónes. De niño, ¿cuántas veces te han dicho: «No
tengas miedo; asume el riesgo; te saldrá bien»? Seguramente no muchas, ¿verdad?

El mensaje era más bien: «Ten cuidado. Te vas a hacer daño. No juegues con ese palo; te vas a sacar un ojo». Cuando estás condicionado por el miedo, tu perspectiva se distorsiona y empiezas a creer que la vida es demasiado dura o que ha de estar llena de ansiedades.

Porque el miedo vende, los medios de comunicación lo perpetúan. Leonard Sweet escribió: «El miedo impele nuestra necesidad de seguridad. Mira nuestros coches. Primero instalamos cinturones de seguridad, después reposa-cabezas, entonces inventamos aparatos para que funcionen los dos últimos a la vez, más tarde convertimos el arnés para el hombro en «una boa» que nos envuelve y aprieta contra el asiento, después instalamos los air-bags. Pronto conduciremos como en ¡un bombón gigante de merengue!».

Padres, ¿qué mensaje les estáis dando a vuestros hijosí ¿Es uno de miedo o de fe? Escucha: «…pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma… Las enseñaréis a vuestros hijos… en… casa… por el camino… cuando te acuestes y cuando te levantes. (Deuteronomio 11:18-20). «¿Cuáles son esos mandamientosí» preguntarás. Aparte de los propios en el contexto, aquí tienes algunos relativos al miedo:

(a) «No temerás…, caerán a tu lado… a ti no llegarán» (Salmo 91:5,7).

(b) «No tendrás temor de un pavor repentino… El Señor será tu confianza: Él evitará que tu pie quede atrapado» (Proverbios 3:25,26).

(c) «No temas, porque Yo estoy contigo…, siempre te ayudaré, siempre te sustentaré…» (Isaías 41:10). ¡Y estos son sólo unos pocos para empezar!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí