en-tu-palabra-lanzare-la-red-bibliaCristiano escoge éxito en lugar de fracaso

“…TODA LA NOCHE HEMOS ESTADO TRABAJANDO Y NADA HEMOS PESCADO; PERO EN TU PALABRA ECHARÉ LA RED” (Lucas 5:5)

Dios tiene una maravillosa manera de restaurarnos cuando hemos pecado. Él no:

(a) nos critica o menosprecia; eso nos lo hacemos a nosotros mismos; (b) simplemente ignora nuestros faltas; (c) nos dice que nos esforcemos más la próxima vez. No, Él cambia la derrota en victoria, llevándonos de nuevo al lugar del error para sacar algo bueno de él.

Suponemos que por no haber tenido éxito en algo, esto no era la voluntad del Señor. Pero, normalmente, la verdad es que fallamos porque confiamos en nuestras
propias fuerzas ¡en vez de en las suyas! Después de que Pedro hubiera estado trabajando toda la noche sin haber pescado nada, Jesús no dijo: “No te preocupes, de todas formas no vas a estar mucho más tiempo haciendo esto”. No, Él dijo: “Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar” (Lucas 5:4b).

Cuando Pedro obedeció, “… recogieron tal cantidad de peces que su red se rompía” (Lucas 5:6).

¡Dios tiene una forma de atraer nuestra atención por medio del fracaso! En ese matrimonio inestable, hijo que te hace desesperar, encargo que parece tan duro, el Señor no te deja abandonar. No, Él quiere que aprendas de ello, que descubras la diferencia que Él puede crear en tu situación. Aunque Pedro quería abandonar, él contestó: “…pero en tu palabra echaré la red” (Lucas 5:5b). Una palabra de Jesús, sólo una, puede cambiarlo todo y hacer que triunfes otra vez. ¿Y dónde encuentras tal palabra? En su presencia – y en su Libro.

NO LO OLVIDES: UNA PALABRA DE DIOS PUEDE CAMBIAR TU VIDA PARA SIEMPRE