Inicio » Cristianos » Edificadores de iglesias y buscadores de Cristo

Edificadores de iglesias y buscadores de Cristo

buscadores-de-CristoEdificadores de iglesias y buscadores de Cristo

“…TENDRÁN APARIENCIA DE PIEDAD, PERO NEGARÁN LA EFICACIA DE ELLA” (2 Timoteo 3:5)

Cuando murió la esposa favorita del antiguo emperador Shah Jahan, él decidió honrarla construyendo un elaborado templo como tumba. Situó, pues, su ataúd de madera en el centro de un campo y los constructores comenzaron a edificar alrededor de él. No se escatimó en gastos: su lugar de descanso final sería espectacular. Sin embargo, conforme pasaron los años, el proyecto mismo de construcción los absorbió, desplazando todo lo demás. Entonces un día, mientras estaba trabajando
en el lugar, el Shah notó una caja de madera vieja y cubierta de polvo, y ordenó que la tirasen. La persona que él en un principio había planeado honrar, fue desechada pero de todas maneras, el templo fue erigido…

Si piensas que esto es difícil de creer, la próxima vez que estés en la iglesia, ¡echa un vistazo a tu alrededor! Aquellos que verdaderamente hallan a Jesús, nunca lo olvidan. Se quedan impresionados delante de su tumba vacía y su trono ocupado como siervos delante de un rey, mientras que aquellos que simplemente ven el edificio, dormitan y bostezan. Sus ojos deambulan; arrastran sus pies; se aburren. Oh, les encanta el edificio, conocen los programas de arriba abajo y hasta alaban al pastor. Pero la Biblia los describe como: “[teniendo una] apariencia de piedad, pero (negarán)[negando] la eficacia de ella” (2 Timoteo 3:5).

¿Por qué? Porque Aquel a quien vinieron a adorar en un principio, es pasado por alto entre ellos. Edificadores de iglesias y buscadores de Cristo en la misma iglesia, el mismo día y a la misma hora. Uno ve el edificio con todas sus actividades y dice: “¡Vaya iglesia!”, el otro ve al Señor y dice: “¡Vaya Salvador!”. ¿Cuál de los dos eres tú?

Deja un comentario

18 Compartir
Comparte18
Tweet
WhatsApp
Comparte