consulta a Dios Biblia¡Pregúntale al Señor sobre eso!

“…LOS HIJOS LUCHABAN DENTRO DE ELLA… PENSÓ: ‘SI ES ASÍ, ¿PARA QUÉ VIVO YO?’” (Génesis 25:22)

A lo largo de su embarazo, Rebeca sentía el conflicto que ya existía entre los mellizos que llevaba en su vientre. ¡Hasta competían por atención y favor en el útero!

Algunas veces experimentarás esa misma tensión cuando estás a punto de “dar a luz” a tus sueños. Puede parecer que están en conflicto entre ellos, con uno dando la apariencia de que va a anular al otro. Pero en el momento que este tipo de conflicto apareció, la Biblia dice que “…Rebeca… fue a consultar al Señor” (Génesis 25:22b). ¡Ésa es siempre una iniciativa sabia!

Rebeca dijo: “Si es así, ¿para qué vivo yo?” (Génesis 25:22b). ¿Te suena? ¿Cuántas veces al sentir miedo o un presentimiento en momentos de éxito, te preguntaste: ‘¿Qué me está pasando? Si todo va bien, entonces ¿por qué estoy tan inquieto?’. Finalmente has conseguido tus metas profesionales y tu familia se está recomponiendo después de una lucha larga y dura. Pero ahora, en vez de sentirte feliz, estás desilusionado porque no estás sintiendo la alegría y la satisfacción que esperabas; de hecho, ya te estás preocupando por cómo esto va a afectar a tu futuro.

En tales momentos, lleva tu confusión al Señor. Pídele que te ayude con este conflicto interior que estás experimentando, y que te dé paz respecto a los sueños dentro de ti.

Recuerda, no importa lo que logres hacer, la capacidad que esto tiene de contentarte es limitada. Ningún éxito puede jamás sustituir el lugar de Dios. De manera que, aprende a sacar tu fuerza y realización de Él, en vez de depender de tus propios méritos.