saco-de-papasReflexiones Cristianas – ¡Un saco de patatas!

“A QUIENES PERDONÉIS LOS PECADOS, LES SERÁN PERDONADOS, Y A QUIENES SE LOS RETENGÁIS, LES SERÁN RETENIDOS” (Juan 20:23)

Una profesora de una escuela bíblica que enseñaba acerca del alto precio que hay que pagar por no perdonar, pidió a cada uno de sus alumnos que trajera a clase un saco de patatas. Por cada persona a quien negaron el perdón tenían que escoger una patata y escribir en ella la fecha con el nombre de la persona. Durante un mes, y sin fallar, tenían que cargar con el saco de patatas a todas partes.

¡Qué horror! Después de llevar el saco de un sitio a otro por un tiempo, cada estudiante empezó a reconocer: (a) el peso tan grande que estaba llevando espiritualmente; (b) la cantidad de energía que requería el estar atento a su saco; (c) que tenía que tener cuidado de no dejarlo donde no debía. Finalmente, cuando las patatas empezaron a pudrirse y a apestar, se percató de que librarse de ellas era lo mejor que podía hacer.

Escucha: “…si perdonáis a los hombres…, os perdonará también… vuestro Padre celestial; pero si no perdonáis…, tampoco vuestro Padre os perdonará…” (Mateo 6:14,15). ¡Qué precio tan alto! Perdonar no es sólo un regalo que das a alguien; te lo das a ti mismo, porque cuando guardas amargura, la felicidad “atraca en otro puerto”. Escucha de nuevo: “A quienes perdonéis los pecados, les serán perdonados, y a quienes se los retengáis, les serán retenidos” (Juan 20:23). ¿Te gustaría que Dios te perdonara de la misma forma que tú perdonas a los demásí Si este pensamiento te incomoda, entonces “pon manos a la obra” y haz algo al respecto antes de que acabe este día.

1 COMENTARIO

  1. Alba Abrajan Cruz

    UN DÍA RESIBIMOS UNA ENSEÑANZA DIFERENTE, A ESO LE LLAMO AMOR A DIOS. Y DIOS BENDIGA A TODOS POR SU MENSAJES, GRACIAS.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí