aliento de vida biblia1El aliento de vida de Dios

“…El SEÑOR DIOS… SOPLÓ… ALIENTO DE VIDA Y FUE EL HOMBRE UN SER VIVIENTE” (Génesis 2:7)

En Génesis podemos leer: “…el Señor Dios… sopló… aliento de vida y fue el hombre un ser viviente” (Génesis 2:7). Hasta entonces sólo éramos un trozo de barro inanimado con forma humana. Pero en ese momento, Dios nos dio a cada uno dos cosas:

(1) Libertad de elección

El aliento de Dios nos capacitó para tomar las decisiones correctas y para actuar en consecuencia. Pero aunque el Señor nos ha dado esa capacidad, no trates de hacerlo tú solo. Jesús dijo: “Lo que nace de la carne, carne es; y lo que nace del Espíritu, espíritu es” (Juan 3:6). Siempre debes depender del Espíritu Santo. ¡Él es llamado “el que nos ayuda” y “el Consolador” (ver Juan 14:16) por algo! Jesús les prometió a sus discípulos: “…recibiréis poder [estrategias, soluciones y fuerza] cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo” (Hechos 1:8). ¡No lo intentes solo!

(2) Imaginación

Éste es el don que nos distingue a nosotros de todas las demás criaturas vivientes. Es lo que nos hace capaces de construir rascacielos, explorar el espacio, inventar aparatos para salvar vidas, y adorar a nuestro Creador. Pero aunque Dios te dé un concepto, para convertirlo en realidad, has de trabajar. Es más, Dios dijo: “…mío es el mundo y su plenitud” (Salmo 50:12b). Esto significa que cuando estás preparado para edificar pero solamente tienes unos cuantos ladrillos, puedes pedirle a Él más, y obtenerlos. También significa que en vez de quejarte de lo que no tienes, necesitas mirar larga y detenidamente a lo que sí tienes, ¡y lo que puedes hacer con ello con la ayuda del Señor!

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí