¡Cristiano Toma la Decisión Correcta!

“¿HASTA CUÁNDO VACILARÉIS VOSOTROS ENTRE DOS PENSAMIENTOS?” (1 Reyes 18:21b)

Los “vencedores” en el Reino de Dios son aquéllos que resuelven sus debilidades primero y las trabajan diariamente. De este modo no necesitan estar revisándolas constantemente. Ésta es una buena idea por dos motivos:

(1) Separa la emoción de la decisión

Si no tenemos cuidado, podemos tomar decisiones que cambian nuestras vidas basadas en situaciones temporales en vez de en la voluntad de Dios para nosotros, o aun peor, basamos las decisiones en nuestros sentimientos. Al establecer nuestras prioridades antes de vernos obligados a tomar decisiones, podemos determinar que no nos manipulen o controlen nuestras emociones. Haciéndolo así, es más probable que lo hagamos con integridad;

(2) Trae como consecuencia que controles tu vida con más facilidad

Una vez que has fijado las decisiones importantes, puedes vivir basado en ellas. Digamos que eres un jugador compulsivo y has decidido dejarlo. Entonces, tu tarea será ordenar tu vida a la luz de esa decisión. Esto conllevará seguramente que no te acerques al hipódromo o que no te mudes a Las Vegas. O si quieres construir un matrimonio mejor, eso puede significar que pases menos tiempo en el campo de golf o en el trabajo, y que planees salir con tu mujer una noche a la semana. Para saber cuáles son tus verdaderas debilidades, y tomar las decisiones oportunas, se necesita honestidad nacida de la oración, integridad y perseverancia. Lo maravilloso es que, una vez que lo hayas decidido y entregado al Señor, Él te dará la fuerza necesaria para vivir de acuerdo con tus decisiones diarias.

  • tremendo mensaje
    muy buenos sus devocionales