Como Reconstruir tu Integridad

“¡QUE DIOS ME PESE EN LA BALANZA DE LA JUSTICIA Y CONOCERÁ MI INTEGRIDAD!” (Job 31:6)

[highlight]`Integridad’ no es una palabra que en la actualidad oyes a menudo[/highlight].

Bill Hybels dijo: “La gente que nunca usa esta palabra observa a su alrededor la promiscuidad, el aborto y las enfermedades de transmisión sexual, y se lamenta que la rectitud es algo del pasado. Ve a funcionarios aceptando sobornos, a grandes empresarios exigiendo comisiones ilegales, a inversores utilizando información confidencial para obtener incalculables riquezas, y se lamenta sobre la desaparición de la integridad. Escucha acerca de mujeres maltratadas, maridos en el paro y niños abusados, y se pregunta qué ha pasado con la sociedad”

[highlight]… A diferencia de la reputación, que es cómo los demás te ven, la integridad expresa quién eres cuando ellos no te miran[/highlight]. Escucha: “La integridad guía a los rectos…” (Proverbios 11:3). ¿Qué significa esto? Reconstruir tu integridad significa reconocer que “a menudo mis pensamientos `no están como para ser vistos'”, o “he herido a esa persona y debo arreglarlo”, o “he evadido los impuestos y debo restituirlos”. (Se estima que el 50 por ciento de los creyentes evangélicos falsifica la declaración de la renta…)

Después de haber conocido a Jesús, Zaqueo dijo: “…si en algo he defraudado a alguien, se lo devuelvo cuadruplicado” (Lucas 19:8b).

La integridad no se queda en el remordimiento, tratar de reducir al mínimo las consecuencias dolorosas, o intentar a disminuir los estragos. Requiere un arrepentimiento honesto, rectificar las cosas donde sea posible y vivir de manera responsable que garantice que harás las cosas de modo distinto en el futuro. Job dijo: “¿Es que yo anduve con mentiras, o corrieron mis pies al engaño? ¡Que Dios me pese en la balanza de la justicia y conocerá mi integridad!” (Job 31:6).

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí