¿Que Hacer Con Los Críticos en la Iglesia de Dios?

“…BENDECID A LOS QUE OS MALDICEN Y ORAD POR LOS QUE OS CALUMNIAN” (Lucas 6:28)

¿Cómo quiere Dios que tratemos a los criticones, aquéllos que, cuando no ganan, hieren y culpan a los demás por todo lo que ha ido mal? ¿Conoces a alguien así? La Biblia dice: “…siguiendo la verdad en amor, crezcamos en… Cristo” (Efesios 4:15). Aquí tienes algunas sugerencias para ayudarte:

(a) Nunca reacciones con dureza

¡hazlo siempre con amor! Date cuenta de que su brava apariencia normalmente disfraza una inseguridad profunda; esto le permite desviar la atención de sus propios miedos para centrarla en las faltas de los demás.

(b) Acércate a él, y no te alejes

Nuestra primera reacción es ignorar o aislar a las personas problemáticas. ¡No lo hagas! Ellas desean a menudo ser ignoradas, de manera que al evitarles, lo que haces es permitirles distanciarse emocionalmente. Además, esto confirma su creencia de que no te importan y que no les vas a escuchar porque piensas que ellas están equivocadas y que tú estás en lo cierto.

(c) Relaciónate con él

Demuestra autentico interés por su familia, su trabajo y su bienestar. Los criticones, por lo general, tienen problemas con dar y recibir amor. Tienden a valorar más la opinión y la lealtad que la comunicación y la reconciliación. En ningún otro sitio se hace esto más evidente que en sus propias vidas. Así que, estate dispuesto a identificarte con un reguero de relaciones rotas que probablemente te encontrarás.

(d) Dale confianza y bendícele

Mark Twain dijo:

“La benevolencia es el lenguaje que los sordos pueden oír y los ciegos ver”. Por lo tanto, “…(bendecid)[bendice] a los que (os)[te] maldicen y ora(d) por los que (los)[te] calumnian” (Lucas 6:28). Evadirle no funciona, ni tampoco discutir. Pero el amor nunca falla (lee 1 Corintios 13:8).

Espero que después de lo leído tangas bases firmes para saber como tratar con la critica dentro y fuera de la Iglesia, que sea el mismo Espíritu Santo haciendo con los sus frutos crezcan cada día en tu vida por medio de situaciones que te lleven siempre a amar como Dios nos ama.

Mil Bendiciones!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí