Enseñanzas sobre la Fe de Noé

“POR LA FE NOÉ…” (Hebreos 11:7)

¡Puedes marcar la diferencia en tu familia! Escucha: “Por la fe Noé… preparó el arca en que su casa se salvaría…” (Hebreos 11:7). La obediencia de Noé al Señor no sólo le benefició a él, también salvó a su familia. Le llevó cien años, pero lo consiguió; y por la gracia de Dios, tú también puedes salvar a tu familia.

¡Puedes marcar la diferencia a cualquier edad! Deja de ponerte límites por causa de la edad que tengas. Noé tenía más de 500 años cuando se puso a predicar y a construir el arca. ¡Tu vida no se acabará hasta que el Señor no determine lo contrario!

¡Puedes marcar la diferencia para las generaciones venideras!

Cuando Noé salió del arca, Dios se sirvió de él para empezar el mundo de nuevo. ¡Caramba! Escucha: “Porque los ojos del Señor contemplan toda la Tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen un corazón perfecto para con Él” (2 Crónicas 16:9). Dios todavía busca personas que quieran ser sus “socios” con el fin de cumplir sus propósitos. Pero para “dar la talla” necesitas:

(a) Atreverte a sobresalir en la masa. Noé creyó en su visión cuando nadie más lo hizo. Los que marcan la diferencia son distintos. No dejes que esto te moleste.

(b) Atreverte a hacer cosas nuevas. No permitas que las palabras “esto no se ha hecho nunca antes” te detengan de hacer lo que el Señor te pide. La gente dijo: “Nunca ha llovido, ¿quién necesita un barco?”. Pero se equivocaron y les costó muy caro.

(c) Soportar la “lluvia” para ver el “arco iris”. Así que, decídete y cree en Dios, porque lo que Él te ha prometido, ¡lo hará!