¡El Platero te está puliendo!

“MI PADRE HASTA AHORA TRABAJA…” (Juan 5:17)

¿Sabías que la palabra `platero’ proviene de la antigua palabra inglesa `smite’ (golpear)? Los plateros son golpeadores consumados.

Dios también. Él conoce el peso de un martillo y la fuerza del golpe necesario para producir el carácter de Cristo en nosotros. Nadie quita bruscamente el martillo de su mano y dice: “Trata esa plata con mano suave, ¡ya la has golpeado bastante!”. No, la martillea hasta haber terminado. Algunos plateros siguen puliéndola hasta ver su cara reflejada en el producto final. ¿Cuándo dejará el Señor de trabajar en tu vida? Cuando Él vea su naturaleza y su semejanza reflejadas en ti.

Jesús dijo: “Mi Padre hasta ahora trabaja…” (Juan 5:17). El martilleo que sientes no sugiere que Dios esté lejos, sino más bien que está muy cerca. Confía en Él. ¿No se ha ganado tu confianza? ¿Ha dicho alguna vez algo que no fuese verdad? Después de una vida entera caminando con el Señor, Josué dijo: “No faltó ni una palabra de todas las buenas promesas que el Señor había hecho…” (Josué 21:45). Y Pablo añadió: “…si somos infieles, Él permanece fiel, porque no puede negarse a sí mismo” (2 Timoteo 2:13). Intenta hacer una lista de sus errores. Después, haz una lista de los tuyos, y de las veces que Él te ha perdonado. ¿Quién tiene en el mundo un expediente como Él? Siempre puedes depender de Él porque es “el mismo ayer, hoy y por los siglos” (Hebreos 13:8). Y, porque es tu Señor, “Él es la seguridad de sus [tus] días” (Isaías 33:6).

Alégrate, ¡Dios está dirigiendo tus pasos y vigilando cada detalle de tu vida!

1 COMENTARIO

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí