Un Mensaje Para Solteros Cristianos

³…CONSIDERÉMONOS UNOS A OTROS PARA ESTIMULARNOS AL AMOR Y A LAS BUENAS OBRAS…² (Hebreos 10:24)

Aquí tienes unos consejos muy buenos para hacer de tus citas amorosas unas experiencias que con las que después te sientas bien:

(1) Mientras que te preparas, habla con Dios

Tomas tiempo para asegurarte que tienes la mejor apariencia posible, ¿verdad? Pero, ¿estás preparado en el plano espiritual? Es importante pasar tiempo delante del espejo, pero ¡pasarlo con Dios lo es muchísimo más!

(2) Estad de acuerdo de antemano

El sexo es uno de nuestros impulsos más fuertes. Habla sobre ello antes de que llegue a ser un problema, y no solamente hables de lo que no harás. Escucha: “…considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras…” (Hebreos 10:24). Piensa de una manera protectora y a largo plazo. Invertir el uno en el otro para buscar formas de ayudarse a crecer espiritualmente.

(3) No se vean siempre a solas

Cuando los demás comienzan a decir que ya nunca los ven, es posible que se estén haciendo demasiado exclusivos. ¡No hagas preparativos para el fracaso…! Demasiado tiempo a solas puede conducir a cosas que lamentarán más tarde.

(4) Pon el amor de Dios en primer lugar

El auténtico amor respeta a la otra persona; no dice: “Si me amas, harías ______”. En cambio, dice: “Te amo demasiado para: (a) aprovecharme de ti; (b) causarte daño; (c) pedirte que hagas algo que sientes que está mal”.

(5) Empieza de una manera totalmente nueva

Si han sido permisivos en relaciones anteriores, no se desanimen. La Biblia dice: “Si confesamos… Él es fiel… para perdonar… y limpiarnos…” (1 Juan 1:9). Esto quiere decir que ¡puedan empezar de nuevo con un “borrón y cuenta nueva”! Las relaciones más sólidas siempre ponen al Señor en primer lugar. ¿Que cómo?

Esforzándose en demostrar la clase de amor que Pablo describió en 1 Corintios, capítulo 13. ¡Asegurate de leerlo hoy!