¿A quién tratas de impresionar cuando orasí

«CUANDO ORES, NO SEAS COMO LOS HIPÓCRITAS…» (Mateo 6:5)

Jesús dijo: «Cuando ores, no seas como los hipócritas, porque ellos aman el orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles para ser vistos por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa» (Mateo 6:5). Era un ejemplo de oración mal empleada, porque sus oraciones:

(a) habían llegado a ser un ejercicio superficial en vez de las que construyen una relación profunda.

(b) eran rituales en lugar de expresiones auténticas de un corazón amoroso.

(c) eran largas y poco concisas, ideadas para impresionar a otros.

(d) estaban llenas de clichés sin sentido.

(e) llegaron a ser una causa para el orgullo más que una oportunidad para expresar confianza humilde en Dios.

impresionar-cuando-oras-oracion.jpg
Impresionar Al Orar

Pero Jesús no nos permitió actuar torpemente, ni mucho menos. Él «fue al grano»: «Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará en público» (Mateo 6:6). Si algunos de nuestros hijos nos hablaran como hablamos al Señor, nos reiríamos todos a carcajadas: «Oh, gran padre terrenal, lleno de misericordia y amor, ¿qué es lo que deseas que yo hiciera?». ¡No es de sorprender que a la gente no le caiga bien esto! Si quieres aprender a orar, escucha las oraciones de los creyentes jóvenes. Son espontáneas, personales, honestas, y no se «atragantan» con ninguna jerigonza para querer impresionar. Simplemente desembuchan todo lo que hay dentro. ¡Seguro que una manera tan directa de hablar estremece el corazón de Dios y trae los resultados requeridos!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí