Inicio » Devocionales cortos » La Adoración Es Nuestro Lenguaje De Amor

La Adoración Es Nuestro Lenguaje De Amor

La Adoración Es Nuestro Lenguaje De Amor

“DESDE EL NACIMIENTO DEL SOL HASTA DONDE SE PONE, SEA ALABADO EL NOMBRE DEL SEÑOR” (Salmo 113:3)

Observa a una pareja de novios, y a su modo de relacionarse: hay un cierto brillo en sus ojos cuando se miran; es su lenguaje de amor. Ahora bien, como “…(sois) [somos] de Cristo…” (Gálatas 3:29), ¿cuál debería ser nuestro lenguaje de amor? Escucha: “En este lugar… ha de oírse… voz de novio y voz de novia; voz de los que digan: `¡Alabad al Señor de los ejércitos, porque el Señor es bueno, porque para siempre es su misericordia!’…” (Jeremías 33:10-11).

adoracion lenguaje de amor.jpg
La Adoración Es Un Lenguaje de Amor

 

Cada esposo (y cada esposa) necesita oír con regularidad que es amado/a y sumamente estimado/a. Y Jesús no es ninguna excepción. A menudo las esposas se quejan: “Ya nunca me dice que me quiere…”. Y si se lo preguntas al marido, probablemente dirá: “¡Pues claro que la quiero. Vengo cada noche a casa, ¿o no?”. La verdad es que nos hace falta escuchar palabras de amor de nuestra “media naranja”, y me refiero a los dos. ¿Vas comprendiendo la idea?

Entiende esto: cuando adoramos al Señor, las “puertas” de nuestras almas se abren para recibir su amor por nosotros. Y aquella relación va creciendo mientras levantamos nuestras voces en alabanza al que nos amó cuando estábamos sin esperanzo, nos rescató de nuestros caminos destructivos y quitó nuestra vergüenza, nuestra soledad y nuestro miedo para siempre, nos llenó de su paz, nos envolvió en su propia identidad y nos sentó con Él en un lugar de honor ante Dios. De manera que, “(Desde) [desde] el nacimiento del sol hasta donde se pone, sea alabado el Nombre del Señor” (Salmo 113:3).

Deja un comentario

108 Compartir
Comparte108
Tweet
WhatsApp
Comparte