¡Alienta Siempre A Tu pastor!

“Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar…” (1 Timoteo 5:17)

Una madre veía como su hijo iba perdiendo fuerzas a lo largo de la semana. Al final, había perdido hasta el deseo de levantarse de la cama. Ella escuchó el despertador sonando en la habitación de él. Aparentemente, él intentaba parar el despertador, pero no lo conseguía. Finalmente, después de unos cuantos pitidos, entró en la habitación y dijo: “Hijo, ¡es hora de que te levantes!”. Sacando la cabeza de entre las sabanas, él contestó: ¿Podrías darme una buena razón por qué tengo que hacerlo?. Sí, respondió ella, “primero, porque hoy es domingo y es la hora de ir a la iglesia. Segundo, porque tienes 43 años y lo sabes muy bien. Y tercero, porque eres el pastor y la gente te está esperando”. Ya ves, también los pastores se agotan y necesitan ánimo. ¡Dáselo!

anima pastor biblia.jpg
Pastor Desanimado

Richard DeHann escribió: “Hay varias formas de deshacerte de un pastor. La primera es mirarle a los ojos mientras está predicando y decir: “Amén”, y en varias semanas se habrá agotado. Otra manera es agradecerle sus servicios tanto que al tomárselo como debe- se podría morir dentro de un año. También puedes dedicar tu vida a Cristo y pedirle que él te dé un trabajo, como ganando a otros para el Señor; en este caso hay muchas posibilidades de que muera de un ataque cardíaco. O puedes pedir a toda la asamblea para que ore por él y le apoye. En ese caso, pronto se volverá tan eficaz que alguna iglesia más grande te lo quitará de las manos y así no tendrás que preocuparte más por él…. [Moraleja: si quieres tener pastor para rato, ¡cuídalo!]