Oye oh Dios mi clamor A mi oración atiende Salmo 61 1
Oye oh Dios mi clamor A mi oración atiende Salmo 61 1

Oye, oh Dios, mi clamor; A mi oración atiende. Salmo 61: 1

Cuando Dios responde con un “sí” a nuestras oraciones, puede ser maravilloso y emocionante. Sin embargo, después podemos encontrarnos en un viaje con una carretera llenas de baches. El hecho de que Dios diga sí a nuestra oración no siempre significa que el camino será fácil. Aprender de los obstáculos que muchas veces vienen con la respuesta a nuestra oración es esencial para continuar nuestro camino de fe:

Camino lleno de baches # 1) Ten cuidado con lo que pides a Dios. (Proverbios 16:9)

Cuando Dios responde a nuestras oraciones a menudo esperamos que todo sea fácil en nuestro camino. Sin embargo hay que tener en cuenta que los caminos de Dios son siempre más grandes que nuestros deseos. Sus planes para nuestras vidas son siempre mejores que los nuestros porque Él trabaja en bien de los que le aman.

Camino desigual # 2) Espera para ser bendecido más allá de lo que le hayas pedido. (Efesios 3:20)

[lightbox full=”https://www.devocionalescristianos.org/wp-content/uploads/2016/03/Salmo-61-1-Oye-oh-Dios-mi-clamor-A-mi-oracion-atiende-3.jpg” title=”Salmo 61: 1 Oye, oh Dios, mi clamor; A mi oración atiende”]versiculos-pre-escolares[/lightbox] Salmo 61: 1 Oye, oh Dios, mi clamor; A mi oración atiende (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

Dios siempre va a superar nuestras expectativas porque nos ama y quiere que experimentemos sus abundantes bendiciones. El Señor mira más allá de nuestras escasas peticiones y derrama una bendición que no podemos muchas veces guardar solo para nosotros. Él nos bendice para ser una bendición para los demás, ya sea en lo espiritual, emocional, físico o financiero.

Camino desigual # 3) Manténgase alerta a las estrategias del enemigo. (2 Corintios 2:11)

Cuando David no fue a la guerra, cayó en un horrible adulterio, asesinato y mentiras. Esto es todo lo que nuestro enemigo quiere para atacarnos, Satanás pondrá en marcha un ataque sorpresa en nuestra mente. Por esto debemos mantenernos al tanto de sus maquinaciones y seguir al lado del Señor en oración y en el estudio de la Biblia.

Camino lleno de baches # 4) Reconocer que Dios no siempre va decir que sí. (Hebreos 5:14)

Dios no es nuestro siervo o Papa Noel. Él es nuestro Padre en el cielo que sabe lo qué es mejor para nosotros en el momento adecuado conforme a sus propósito. El Señor no está esperando siempre en responder a todas nuestras oraciones para que podamos tener una vida cómoda. Por el contrario algunas veces la hará incómoda para fortalecer y hacer crecer nuestra fe en él.

Oración:

Amado Señor, haz que mi fe para confiar en ti crezca en los momentos de dificultades en mi camino de fe. En el nombre de Jesús, amén.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí