¿Cómo Verse Como Dios Te Ve?
¿Cómo Verse Como Dios Te Ve?

¿Cómo Verte Como Dios Te Ve?

TENEMOS ESTE TESORO EN VASOS DE BARRO (2 Corintios 4:7)

La Biblia dice que Dios trabaja con «vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios y no de nosotros» (2 Corintios 4:7). Según eso, cuando los demás ven algo bueno en nosotros, saben que proviene de Dios. Jesús dijo que una vasija de barro con una vela dentro y la tapa puesta, estará llena de luz pero nadie la puede ver. Sólo dejará pasar la luz cuando la vasija se quiebre y el resplandor salga por medio de las grietas, que son nuestras imperfecciones. «Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos» (Mateo 5:16). A Dios no le sorprende ninguna de tus cosas, porque «lo necio del mundo escogió Dios para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios para avergonzar a lo fuerte a fin de que nadie se jacte» (1 Corintios 1:27-29). Sabiendo eso, ¿puedes entonces amarte y aceptarte a ti mismo como Dios lo hace?

[lightbox full=»https://www.devocionalescristianos.org/wp-content/uploads/2016/07/Como-Verte-Como-Dios-Te-Ve-4.jpg» title=»¿Cómo Verte Como Dios Te Ve?»]¿Cómo Verte Como Dios Te Ve?[/lightbox]¿Cómo Verte Como Dios Te Ve? (Imagen) Compártela en tu red social favorita.

Si eres muy severo contigo mismo, estás contradiciendo la Palabra de Dios y convirtiéndote el blanco de los ataques de Satanás. Pablo no se prestó a juzgarse a sí mismo: «En cuanto a mí, en muy poco tengo el ser juzgado por vosotros» ¡Ni aun yo mismo me juzgo! (1 Corintios 4:3). Pablo había aprendido a olvidar el pasado y seguir hacia adelante, aunque no pensara de que ya lo había alcanzado todo: ««No que… ya sea perfecto? prosigo a la meta» (Filipenses 3:12-14). Era consciente de las áreas en que tenía que esforzarse; no obstante, se negó a menospreciarse a sí mismo por esas debilidades. Recuerda siempre que Dios piensa cosas tan buenas de ti que envió a su Hijo a salvarte de tu condición caída y de tu destino sin esperanza: «Él se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos y purificar para sí un pueblo celoso de buenas obras [que lleva una vida correcta]« (Tito 2:14). ¿Quién nos perfecciona? ¡Dios! Eres una obra en progreso, así que empieza a verte como Dios te ve.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí