vida-santa-santificada
¿Cómo Vivir Una Vida Santa o Santificada?

Viviendo Una Vida Santa Según La Palabra de Dios

LA VOLUNTAD DE DIOS ES VUESTRA SANTIFICACIÓN (1 Tesalonicenses 4:3)

La palabra “santificado” o “santo” significa “apartado” para algo especial.

Consideremos el tabernáculo del Antiguo Testamento: “Harás una fuente de bronce En ella se lavarán Aarón y sus hijos las manos y los pies” cuando entren en el Tabernáculo y cuando se acerquen al altar(Éxodo 30:18-20).

¿Por qué lavarse las manos y los pies?

Porque nuestras manos representan nuestras acciones y nuestros pies simbolizan nuestro caminar, y ambas cosas tienen que ser limpiadas a diario.

Escribe el salmista: “Señor, ¿quién habitará en tu Tabernáculo?… El que anda en integridad y hace justicia” (Salmo 15:1-2). Y Pablo señala: “En una casa grande” hay utensilios unos son para usos honrosos, y otros para usos comunes (2 Timoteo 2:20).

No se trata de ser salvo, pues como cristiano, ya estás en esa casa. Es corregir tus errores para que Dios pueda usarte en posiciones de honor. Si has estado caminando con Dios durante mucho tiempo, entonces Él espera de ti un mayor grado de compromiso.

vida-santa-santificada
¿Cómo Vivir Una Vida Santa o Santificada?

AW Tozer escribe: “Piensa en aquellos que se encuentran estancados en una rutina religiosa. Se dan cuenta de varias cosas acerca de sí mismos: son conscientes de que se están envejeciendo pero no son más santos. El tiempo es su enemigo, no su aliado, no eran mejores el año pasado que el anterior”.

Oswald Chambers pregunta: ¿Me siento cada vez más atraído por un Dios Santo, o por el concepto de un ser amigable y benigno que dice: “Bueno, pecar no es tan grave”.

Es verdad que la gracia de Dios es mayor que nuestro pecado. Pero “somos transformados” en su misma imagen, por la acción del Espíritu del Señor (2 Corintios 3:18).