A Cualquiera Que Te Abofetee En La Mejilla Derecha, Vuélvele También La Otra (Mateo 5:39)

(Mateo 5:39) A CUALQUIERA QUE TE ABOFETEE EN LA MEJILLA DERECHA, VUÉLVELE TAMBIÉN LA OTRA

¿No te sientes valorado? ¿Pensabas que les importabas pero en realidad sólo te estaban usando?

Eso es lo que ocurre cuando ponemos nuestras vidas en manos de otros. Las personas no son creadoras, no pueden hacer nada de nosotros, sólo usarnos. Les gritaste a los niños, le hablaste mal a tu compañero de trabajo, le insultaste al conductor que se te adelantó, peleaste con tu cónyuge otra vez, y descargas tus frustraciones con cualquiera que se te cruce.

Abofetee En La Mejilla Derecha
A Cualquiera Que Te Abofette En La Mejilla Derecha, Vuélvele También La Otra (Mateo 5:39)

¿No has considerado que tal vez ese enojo sea consecuencia del resentimiento que has dejado que invada tu alma?

Es duro reconocerlo, pero no vas tener control de la situación a menos de que lo hagas. La respuesta no está en descargar tu malhumor en las personas que te rodean, sino en llevárselo al Señor en oración para que Él te ayude. El proceso tiene que empezar adentro, antes de que se manifieste afuera. Esa práctica requiere pasar tiempo con el Señor, dejando que Él perdone todos tus resentimientos, alivie tu dolor, sane tus recuerdos y te permita amar de la misma forma que Él ama. Eso es algo que sólo lo puede hacer Dios, no lo intentes por ti mismo. Puedes orar así:

Padre, quiero actuar en amor, no reaccionar con ira. En lugar de ser un malhumorado y saltar a la mínima, ayúdame a ser paciente y a presentar la otra mejilla. Haz que tu amor dirija mi vida hoy, en el Nombre de Jesús. Amén. Ésa es una oración que Dios va a contestar, porque su Palabra dice:

Ante todo, tened entre vosotros ferviente amor, porque el amor cubrirá multitud de pecados (1 Pedro 4:8).

Deja un comentario

57 Compartir
Comparte54
Tweet1
WhatsApp
Comparte2