La Gracia de Dios: “ESTOS ÚLTIMOS” LOS HAS TRATADO IGUAL QUE A NOSOTROS (Mateo 20:12)

En la parábola de Jesús de los trabajadores de la viña, se contrata a cinco grupos de jornaleros. El primer grupo se quejó cuando los que habían trabajado sólo una hora recibieron la misma paga que ellos que habían trabajado todo el día.

Estos son como los cristianos que basan su fe en su comportamiento. Creen que porque evitan ciertos pecados, Dios no se puede quejar de ellos. Y en lugar de alegrarse con los que llegan más tarde al reino, les tienen resentimiento. Son fáciles de identificar porque tienen tres características:

1) Demuestran un espíritu de queja.

Pasan por alto lo bueno, se fijan en lo negativo y se juntan con personas que están de acuerdo con ellos. ¿Cuál es el remedio? ¡Una buena memoria! Recordar lo que Dios ha hecho por ti y todos los beneficios de su gracia y de su amor que disfrutas a diario.

la-gracia-de-Dios-biblia-versiculos
¿La Gracia de Dios o Nuestro Comportamiento?

2) Tienen una actitud de resentimiento.

En lugar de descansar en la gracia de Dios, actúan como reclutas obligados, no como voluntarios. Se esfuerzan continuamente por conseguir la aprobación de Dios, sienten que nunca dan la talla y su hostilidad les impide experimentar el gozo. No obstante, en el momento en que empiezan a meditar en la bondad de Dios hacia ellos, su resentimiento empieza a disiparse.

3) Tienen un espíritu crítico.

No es justo, piensan; “Yo hice el trabajo y ahora ellos se llevan los honores”. Se olvidan de que Dios reparte dones “no pagos”. “No” nos ha pagado conforme a nuestros pecados (Salmo 103:10), sino que nos colma de gracia y de misericordia.

Entonces, ¿quiénes son los cristianos fundamentados en la gracia?

Los que llegan tarde, sin contratos ni méritos; su relación con Dios está basada únicamente en su gracia. Se conforman con cualquier cosa que Dios les ofrezca, se sienten conmovidos por su bondad y están motivados a trabajar con una gratitud sin límites.