reconocian-habian-estado-conJesus
LES RECONOCÍAN QUE HABÍAN ESTADO CON JESÚS (Hechos 4:13)

¿Se nota que has estado con Jesús?

LES RECONOCÍAN QUE HABÍAN ESTADO CON JESÚS (Hechos 4:13)

Luann Prater comenta:

En el automóvil llevo un adesivo con el logo de mi empresa,todo el mundo puede ver para quién trabajo. Me sentía orgulloso de ello hasta que otro vehículo me adelantó indebidamente; entonces me di cuenta de que no podía reaccionar de cualquier manera sin tener en cuenta la impresión que dejaría mi comportamiento. Si tuvieras que llevar “el sello de Dios en la frente” (Apocalipsis 9:4), ¿serías más amable con el vendedor de la tienda, con el jefe gruñón, con tu hijo cuando es irritante?

Si el mundo pudiera ver de verdad quién eres, ¿cambiarías tu comportamiento?

Cuando estás lleno del Espíritu Santo, es algo tan evidente como llevar un adesivo que diga que perteneces a Cristo. Ahora ya me he acostumbrado a llevar ese distintivo, pienso antes de reaccionar y considero las consecuencias. Ya no me angustio pensando que voy a desacreditar a mi empresa. Ahora cuando me acerco a otro vehículo, la gente me saluda con la mano.

reconocian-habian-estado-conJesus
LES RECONOCÍAN QUE HABÍAN ESTADO CON JESÚS (Hechos 4:13)

¿Quién está leyendo tu distintivo? ¿Podrían decir que “has estado con Jesús”?. Éste lo expuso claramente: “En esto es glorificado mi Padre: en que llevéis mucho fruto y seáis así mis discípulos” (Juan 15:8).

Si alguien grabara en vídeo tu vida, ¿revelaría que eres un cónyuge amoroso, un buen padre o una buena madre, un empleado responsable y una persona a quien da gusto tener cerca?

La escritora Lysa TerKeurst comenta:

“No nos engañemos, es difícil pertenecer a Cristo en este cuerpo mortal”. Tengo que dejar que sus enseñanzas penetren en mi corazón y mi mente. Necesito pedirle que interrumpa lo que serían mis reacciones naturales con las verdades que Él me enseñó de tal modo que si mi esposo se olvida de hacer algo, o si mis hijos pequeños me irritan, o si alguien me adelanta indebidamente, cuando mi carne se quiera rebelar, pueda decir: Padre haz tu voluntad, no la mía.

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí