Inicio » Devocional Diario » TE PUSE NOMBRE, MÍO ERES TU (Isaías 43:1)

TE PUSE NOMBRE, MÍO ERES TU (Isaías 43:1)

Tu autoestima debe proceder de Dios

“…TE PUSE NOMBRE, MÍO ERES TÚ…” (Isaías 43:1)

El doctor Martyn Lloyd-Jones comentó:

Aunque no eres más que un ser humano entre los miles de millones que habitan esta tierra, y aunque el mundo te quiera hacer creer que no cuentas y de que no eres más que una mota de polvo en esta gran masa, Dios dice: ‘Te conozco.’ ¿No es maravilloso?

Considera por un momento las cosas de la vida que nos roban la autoestima. Palabras como ‘Ya no te quiero’, o ‘Usted no es la persona adecuada para el trabajo, lo sentimos pero no le podemos contratar’, o ‘Sigues haciendo los mismos errores estúpidos; nunca vas a aprender’ o ‘¿Por qué no puedes ser más como tu hermano o tu hermana?’ Y así sucesivamente. Debes entender lo siguiente:

1) Tu autoestima no puede estar basada en tu profesión o tu trabajo

Esto es porque cuando ya no puedas cumplir esa función, sentirás que no vales nada. Piensa en alguna de las personas famosas que conoces: atletas, artistas, oradores, etc. Cuando ya no pueden hacer lo que les hacía triunfar, a menudo se deprimen y hasta piensan en quitarse la vida.

2) Tu autoestima no puede estar basada en tus posesiones.

El mercado inmobiliario ha perdido hasta 40 por ciento de su valor en los últimos dos años. Muchos vieron como su estatus social se venía abajo y su seguridad financiera se desmoronaba.

3) Tu autoestima no puede estar basada en las opiniones de los demás, porque te dejará vulnerable al rechazo.

¿Cuál es la solución? Descubre lo que Dios piensa de ti y edifica tu vida sobre esa base. “Ahora, así dice el Señor, Creador tuyo… yo te redimí… te puse nombre, mío eres tú” (Isaías 43:1). ¿Hay algo mejor que eso?

Deja un comentario

118 Compartir
Comparte96
Tweet20
WhatsApp
Comparte2