y-era-ya-un-rio
“…Y ERA YA UN RÍO…” (Ezequiel 47:5)

¡Deshazte de tu vara de medir!

“…Y ERA YA UN RÍO…” (Ezequiel 47:5)

El apóstol Pablo escribe:

“Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros” (Efesios 3:20).

Pero tú dices: ‘Con mi falta de estudios, escasos medios económicos, salud deficiente y los errores pasados, no sé cómo voy a triunfar.’

También puedes leer: Junto a Aguas de Reposo Me Pastoreará

Cuando Dios está en medio, deja a un lado tu vara de medir.

Ezequiel tuvo una visión:

Vio un río que salía del templo y lo describe así: “Salió el hombre… llevando un cordel en la mano. Midió mil codos y me hizo pasar por las aguas, que me llegaban hasta los tobillos.

Midió otros mil y me hizo pasar por las aguas, que me llegaban hasta las rodillas. Midió luego otros mil y me hizo pasar por las aguas, que me llegaban hasta la cintura. Midió otros mil, y era ya un río que yo no podía pasar, porque las aguas habían crecido de manera que el río no se podía pasar sino a nado… Entonces me dijo: …

Todo ser viviente que nade por dondequiera que entren estos dos ríos, vivirá… Y junto al río, en la ribera… Crecerá toda clase de árboles frutales; sus hojas nunca caerán ni faltará su fruto. A su tiempo madurará, porque sus aguas salen del santuario…” (Ezequiel 47:3-12).

y-era-ya-un-rio
“…Y ERA YA UN RÍO…” (Ezequiel 47:5)

Fijémonos en que este río proviene de Dios. Él es el único que determina tu futuro y decide tu abundancia. Aunque uno puede sembrar y otro segar… “Dios da el crecimiento” (1 Corintios 3:7).

¿Quién determina el alcance de tu bendición? ¡Dios! Por lo tanto, ¡Deshazte de tu vara de medir!

DEJA TU OPINIÓN

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí