Inicio » Devocional Diario » Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá. Mi. 5:2

Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá. Mi. 5:2

¿Por qué escogió Dios a Belén como lugar de nacimiento de Jesús?

Era pequeña e insignificante ciudad como pueblo; sin embargo, el Salvador resucitado nació en ese pueblo humilde.

Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá. Miqueas 5:2

Muchas veces el Señor escogerá lo que se considera lo más pequeño y débil para mostrar su gloria. Como hijos de Dios, tal vez no seamos los más inteligentes, ricos, ni los más fuertes; pero, esos son a los que Él usa para hacer su obra en la tierra.

Sabemos esto porque las Escrituras nos enseñan que “no por poder, ni por fuerza, sino por mi Espíritu” (Zacarías 4:6).

Muchos de nosotros hemos luchado contra nuestras debilidades y situaciones que nos han vuelto vulnerables. No nos sentimos lo suficientemente fuertes ni valientes como para tratar con los que están en contra. Más aun, así como Dios escogió a Belén como lugar de nacimiento del Rey de reyes y Señor de señores, somos más que vencedores en Jesucristo.

Jesus-nacio-belen
Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá. Mi. 5:2

Es hora de que dejemos de ser las víctimas y empecemos a caminar como vencedores. Satanás quiere engañarnos para que pensemos que nunca superaremos nuestras debilidades. Pero es un mentiroso y padre de todas las mentiras. El diablo sabe que hasta el “más débil” de nosotros puede vencer sus malvados planes contra nuestra generación.

Somos destinados a vivir en paz y victoria sobre la tentación, el pecado y la vergüenza. Dios envió a su Hijo para que seamos libres de vivir el llamado que Él tiene para nuestras vidas. Es posible que nunca seamos reconocidos o apreciados por quienes nos rodean. Pero, en el cielo hay un libro que será abierto y recompensas serán dadas a aquellos que fielmente siguieron a Jesús con todo su corazón. Aun el más pequeño entre nosotros es grande en el reino de Dios.

Oración

Amado Dios, ayúdame a verme como Tú me ves. Sé que puedo hacer todas las cosas por medio de Cristo, que me fortalece. En el nombre de Jesús, amén.

Deja un comentario

Comparte
Tweet
WhatsApp
Comparte