Inicio » Devocional Diario » Porque todas las promesas de Dios son en Él Sí. 2 Corintios 1:20

Porque todas las promesas de Dios son en Él Sí. 2 Corintios 1:20

Nunca olvidaré el día en que un amigo rompió su promesa. Confiaba en que guardaría mi secreto debido a nuestra amistad; pero, ¡me traicionó antes de que terminara el día!

2 Corintios 1:20 Porque todas las promesas de Dios son en el Sí

Aprendí una lección importante: la gente no siempre cumple sus promesas. No es que la gente siempre pretenda ser maliciosa o detestable; ellos son seres humanos y cometen errores.

Podría ser algo pequeño como llegar 15 minutos tarde sin llamar primero o algo grande como romper un compromiso. Más aún, Dios no es como nosotros.

En el libro de Números 23:19 dice: “Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre, para que se arrepienta. ¿Ha dicho, y no lo hará? ¿O ha hablado, y no lo cumplirá?”

Dios tiene un historial perfecto en cumplir sus promesas. Él cumplió Su promesa a Abraham y a Sara de tener un heredero. También cumplió Su promesa a los israelitas de alcanzar la Tierra Prometida. Y qué decir de Su promesa a David de que el Rey de reyes vendria de su linaje.

promesas-Dios-si-amen
Porque todas las promesas de Dios son en el Sí 2 Corintios 1:20

Dios también nos cumple sus promesas: Él nunca nos dejara ni nos abandonará. Él promete el don del Espíritu Santo a todos aquellos que buscan al Salvador. Nos promete vida eterna después de la muerte. Nunca nos mentirá ni una sola vez.

Nuestra respuesta a las promesas de Dios es confianza en Él aun cuando no entendamos todo lo que nos rodea. A medida que continuamos madurando en nuestro caminar espiritual, aprendemos a abrazar sus promesas y no dudar de su bondad.

Una promesa hecha es una promesa cumplida para nuestro Dios.

Oración

Amado Señor, ayúdame a confiar en Tus promesas aun cuando sienta que mi vida está fuera de control. Sé que Tú cumplirás tus promesas conmigo. En el nombre de Jesús, amén.

Deja un comentario

82 Compartir
Comparte80
Tweet
WhatsApp
Comparte2