Home / Articulos Cristianos / Las Oportunidades de Dios Según La Biblia: El Ejemplo de Rebeca

Las Oportunidades de Dios Según La Biblia: El Ejemplo de Rebeca

El Ejemplo de Rebeca: Las Oportunidades de Dios En Nuestra Vida

Introducción:

Muchos hasta el día de hoy están conscientes que han perdido oportunidades. Otros piensan que jamás les ha venido una oportunidad, cualquiera sea el caso, Dios siempre nos quiere bendecir.

Si estamos vivos es porque todavía hay misericordia para nosotros. El puede hacer algo nuevo en nuestras vidas.

Desarrollo:

Génesis 24:10-22

“Y el criado tomó diez camellos de los camellos de su señor, y se fue, tomando toda clase de regalos escogidos de su señor; y puesto en camino, llegó a Mesopotamia, a la ciudad de Nacor. E hizo arrodillar los camellos fuera de la ciudad, junto a un pozo de agua, a la hora de la tarde, la hora en que salen las doncellas por agua.

Y dijo: Oh Jehová, Dios de mi señor Abraham, dame, te ruego, el tener hoy buen encuentro, y haz misericordia con mi señor Abraham. He aquí yo estoy junto a la fuente de agua, y las hijas de los varones de esta ciudad salen por agua. Sea, pues, que la doncella a quien yo dijere: Baja tu cántaro, te ruego, para que yo beba, y ella respondiere:

Bebe, y también daré de beber a tus camellos; que sea ésta la que tú has destinado para tu siervo Isaac; y en esto conoceré que habrás hecho misericordia con mi señor.

Y aconteció que antes que él acabase de hablar, he aquí Rebeca, que había nacido a Betuel, hijo de Milca mujer de Nacor hermano de Abraham, la cual salía con su cántaro sobre su hombro.

Y la doncella era de aspecto muy hermoso, virgen, a la que varón no había conocido; la cual descendió a la fuente, y llenó su
cántaro, y se volvía. Entonces el criado corrió hacia ella, y dijo:

Te ruego que me des a beber un poco de agua de tu cántaro. Ella respondió: Bebe, señor mío; y se dio prisa a bajar su cántaro sobre su mano, y le dio a beber. Y cuando acabó de darle de beber, dijo:

También para tus camellos sacaré agua, hasta que acaben de beber. Y se dio prisa, y vació su cántaro en la pila, y corrió otra vez al pozo para sacar agua, y sacó para todos sus camellos.

Y el hombre estaba maravillado de ella, callando, para saber si Jehová había prosperado su viaje, o no. Y cuando los camellos acabaron de beber, le dio el hombre un pendiente de oro que pesaba medio siclo, y dos brazaletes que pesaban diez”

oportunidades

La Biblia Y Las Oportunidades

En este pasaje encontramos que Abraham envió a su siervo más antiguo a la tierra de Canaán. Para ser más específico a su tierra y a su parentela, para que tomara esposa para su hijo Isaac.

Abraham incluso hizo jurar a su siervo para que trajera a la mujer. Después de esto el siervo emprendió el viaje y llegó a Mesopotamia con los diez (10) camellos a un pozo de agua.

Entonces oro a Jehová pidiendo que la doncella que llegara al pozo, y él le dijera que bajara su cántaro y le diera de beber, y ella respondiere, bebe, y también daré de beber a tus camellos, sea esa la mujer que Dios predestinó para el hijo de su amo Abraham.

Dice el pasaje que el siervo no había terminado de orar cuando Rebeca hija de Nacor hermano de Abraham pasó con su cántaro.

El inmediatamente fue donde Rebeca y le pidió de beber y ella le dio de beber. Después le dijo que también daría de beber a sus camellos, es decir, Rebeca hizo exactamente lo que el siervo le pidió a Dios. En ese momento el siervo conoció y supo que Rebeca era la respuesta de Dios a su oración.

Rebeca no sabía que en ese día, su oportunidad llegaría. En realidad no era Abraham ni el siervo quien fue a buscar a Rebeca, sino Dios, es Dios quien siempre nos envía al siervo. Es decir, nos presenta las oportunidades para que se cumpla su propósito en nosotros.

Dios siempre nos tomará en cuenta, como dijimos anteriormente el siervo vendrá por nosotros, pero, hay un peligro, que desaprovechemos la oportunidad y el siervo se regrese.

Usted preguntará, ¿como es eso? ¿las oportunidades pueden regresar por donde vinieron? ¿podemos perder las oportunidades?

grandes-oportunidades

Grandes Oportunidades En La Biblia

Leamos los siguientes versículos bíblicos:

Genesis 24:8

“Y si la mujer no quisiere venir en pos de ti, SERÁS LIBRE DE ESTE JURAMENTO; solamente que no vuelvas allá a mi hijo”

El siervo le preguntó a Abraham acerca de lo que debía hacer si el iba y la mujer no quería venir con él. Abraham le respondió claramente que si la mujer no quería venir con él, ENTONCES QUEDABA LIBRE DEL JURAMENTO.

Esto quiere decir, que se podía regresar y abortar la misión. Aquí encontramos que aún cuando Dios nos haya predestinado para un propósito, nos haya mandado a buscar, nunca nos obligará. Sino queremos o no tomamos la oportunidad el “siervo se regresará”, podemos perder la oportunidad.

No dejes que el siervo se regrese sin ti, es decir, que pierdas la oportunidad.

¿Que debemos tomar muy en cuenta?

Debemos tomar en cuneta lo que estamos haciendo hoy. En tu rutina diaria, en lo que se te ha confiado, asi sea algo pequeño a los ojos de los hombres, está la promoción. Puede ser el cambio futuro, tu esposo(a), ministerio, entre otras cosas.

Rebeca el día en que encontró al siervo (oportunidad), era un dia normal de su labor. Pero ella hizo gala de su diligencia, de su fidelidad y constancia.

Ella obró de acuerdo a lo que ella era, por eso muchos sin darse cuenta han perdido oportunidades. Muchos llevan años estancados porque no han tenido la actitud correcta en sus actividades diarias.

Nosotros diariamente nos estamos convirtiendo en algo. Por ejemplo, si somos impuntuales, cuando Dios “envíe al siervo”, cuando la oportunidad venga ese día llegaremos tarde. Por esta razón debemos cada día crecer, tener buenos hábitos, ser fieles aún en las cosas pequeñas que hagamos.

clave-oportunidades

La Clave Para Las Oportunidades

A continuación analizaremos que cosas alejan al siervo (oporrunidades):

Para esto debemos recordar como fue la oración del siervo, ¿que le pidió el siervo a Dios? ¿como oro?

Genesis. 24:14

“Sea, pues, que la doncella a quien yo dijere: Baja tu cántaro, te ruego, para que yo beba, y ella respondiere: Bebe, y también daré de beber a tus camellos; que sea ésta la que tú has destinado para tu siervo Isaac; y en esto conoceré que habrás hecho misericordia con mi señor”.

De acuerdo a está oración encontramos tres (3) cosas que alejan al siervo:

1.- Hacer lo mínimo

La oración del siervo era por alguien diligente, alguien que no hiciera lo mínimo, sino que estuviera dispuesto a correr la milla extra.

Una persona perezosa no es la respuesta de Dios para nadie. La pereza no la cambia Dios, sino nosotros, es una cuestión de actitud.

Hacer lo mínimo nos garantiza estancamiento, vivir en lo ordinario, en lo básico.

Rebeca le ofreció al siervo darle de beber a los diez (10) camellos, dicen que un camello sediento puede tomar ciento treinta y cinco (135) litros de agua, es decir, Rebeca no hizo lo mínimo, sino que se esforzó, nos podemos preguntar ¿estamos diariamente haciendo lo mínimo?

En Proverbios 12 :27 dice:

“Pero haber precioso del hombre es la diligencia”, Rebeca tenía un bien precioso que era la diligencia en lo que hacia, por eso la oportunidad no se le escapó.

La diligencia no es un don espiritual, es algo que nosotros podemos adicionar en nuestras vidas, es actitud, carácter, sin esto el siervo se regresará.

Dios-oportunidades

Las Oportunidades Vienen de Dios

2.- El que promete y no cumple

El que sólo habla, ¿cómo es eso? en el verso anterior Rebeca le ofreció al siervo no sólo darle de beber a él sino también a sus camellos, ¿que hizo el siervo? Esperó a ver si lo hacía.

Genesis 24:21

“Y el hombre estaba maravillado de ella, callando, para saber si Jehová había prosperado su viaje, o no”.

El siervo estaba maravillado esperando a ver si Jehová había o no prosperado su viaje. Esto quiere decir que el siervo estaba esperando a ver si Rebeca cumplía lo que había prometido. Una persona que hace lo que promete, es una persona de carácter, y confiable.

Si queremos “maravillar” al mundo, en el sentido positivo claro, seamos gente integra que cumple lo que promete.

No sólo las personas están pendientes para ver si cumplimos o no, sino que Dios también, esto es Integridad, a continuación otro ejemplo:

Jueces 6:18

Te ruego que no te vayas de aquí hasta que vuelva a ti, y saque mi ofrenda y la ponga delante de ti. Y él respondió: YO ESPERARÉ HASTA QUE VUELVAS”.

Fijémonos en este versículo donde Gedeón le dijo al ángel de Jehová que no se fuera. ¿Porqué? porque él le iba a traer una ofenda ¿que respondió el ángel de Jehová? YO ESPERARÉ HASTA QUE VUELVAS.

versiculos-biblia-oportunidades

Versículos Bíblicos Sobre Las Oportunidades

El Ángel esperó hasta que Gedeón trajera la ofrenda, Dios toma en cuenta lo que le ofrecemos, también las personas.

Volviendo al pasaje inicial de Génesis 24. Si Rebeca no hubiera cumplido con su palabra de también dar de beber a los camellos, el siervo (oportunidad) se hubiera ido.

No menospreciemos nunca lo que sale de nuestra boca, porque esto nos puede retrasar la bendición que Dios nos quiere enviar.

¿nos estamos esforzando por cumplir lo que le hemos dicho a Dios y a las personas?

El siervo está esperando, Dios está esperando.

3.- El que no es fiel con su asignación diaria

Si Rebeca ese día le hubiese dado pereza ir a “trabajar”, ni se hubiera enterado del siervo (oportunidad). No significa claro que si faltamos por alguna razón un día a nuestras labores perderemos las oportunidades. Pero, hay personas que menosprecian con sus acciones lo que Dios les ha dado. Con la boca dicen que no es así pero sus hechos dicen lo contrario.

Mike Murdock dijo “todo lo que menospreciemos se alejará de nosotros, puede ser el empleo, empresa, ministerio, prosperidad, entre otros”.

Toda la oración del siervo de Abraham fue por una doncella que fuera diligente. Una mujer que cumpliera con su palabra y que fuera fiel al trabajo diario. Es decir, por una persona madura, una persona con una buena actitud. Esas son cosas que nosotros decidimos incluirlas, adicionarlas a nuestras vidas con disciplina hasta que se conviertan en hábitos.

La diligencia no es un don espiritual, pero si tenemos dones espirituales, sin diligencia, se irá de nosotros el siervo (oportunidades).

Ministración:

Dios es el Dios de las segundas oportunidades. El Dios de misericordia, aunque hoy te sientas que has perdido oportunidades, Dios te enviará “al siervo otra vez”.

El te escogió y no ha terminado contigo, disponte a renunciar a hacer lo mínimo, a cumplir lo que prometiste.

oprtunidades-palabra-de-Dios

Las Oportunidades En La Palabra de DIos

El apostol Pablo le dijo a Timoteo “cumple tu ministerio”. No menosprecies tus tareas cotidianas, no te quejes, sino por el contrario, bendice, alégrate. Porque hoy te digo que Dios a dado la orden otra vez, bajo juramento, de mandarte otra vez al siervo, tu oportunidad vendrá nuevamente y nadie te la quitará.

Isaias 43: 18-19

“No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad”.

La familia de Rebeca reconoció por lo obvio del asunto que eso venia de Dios, y querían que ella esperara 10 días. Pero, el criado se quería ir con Rebeca el día siguiente. Y le preguntaron a ella y aceptó irse. No dilató la voluntad de Dios, ahora, nos podemos preguntar:

¿Cómo respondemos a la voluntad de Dios, a lo que es obvio que Dios nos mandó a hacer?

A veces todo mundo se da cuenta que nosotros estamos llamados para algo y nosotros lo dilatamos. Es tu decisión si esperas o vas inmediatamente.

Rebeca en un día estaba haciendo sus labores cotidianas fielmente, y de repente 48 horas después estaba emprendiendo un viaje hacia el llamado de Dios. Esto les sucede a los que esperan con una buena actitud.

El cambio fue radical, dejó su “seguridad” y comodidad.

La diferencia entre temporadas es simplemente una instrucción, una decisión (MM).

La obediencia acorta la distancia hacia el milagro.

Siempre espera lo mejor en obediencia con la mejor actitud, con expectativa y tu vida cambiará en el tiempo de Dios.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Rafael Millan

Casado con una mujer formidable, tiene cuatro hijos, un nieto, es Predicador, Maestro y Conferencista. Ingeniero Electricista. En los últimos 18 años ha estado ministrando la Palabra del Señor impartiendo enseñanzas, predicaciones, conferencias, estudios, mentorados, entre otras actividades afines, a través del "Ministerio Internacional Visión al Mundo" en su iglesia de origen en Venezuela y, otros ministerios de la localidad, así como también la ministracion a través de los medio impresos y la web como los son, el Periódico Verdad y Vida y la pagina web Avanza por Mas, actualmente residenciado en Costa Rica con propósitos ministeriales.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*